La guerra entre el interventor y Guarido pasa al Ministerio

Guarido se defiende ante las manifestaciones"injuriosas, desconsideradas y vejatorias" vertidas por el propio interventor hacia su persona

El jueves pasado, el interventor del Ayuntamiento de Zamora registró un documento en el propio Consistorio mediante el cuál exigía al alcalde “regreser a la ley” y devolverle a sus funciones tras abandonar su cargo el pasado mes de noviembre y pasar la viceinterventora a desempeñar sus funciones.

Así, con este requerimiento, el alcalde Francisco Guarido ha salido a defenderse de las acusaciones vertidas por el propio interventor, ya que son “múltiples acusaciones falsas” las que están “dañando a mi imagen, la de mis compañeros del equipo de gobierno y la de los propios funcionarios”.

Una acción determinada por las acusaciones del interventor hacia el alcalde que aseguran que Guarido “está al margen de la ley”, que en consecuencia dirige “un régimen autoritario” o incluso la acusación metafórica de la violencia de género o de prevaricación con los baños del mercadillo. Por todo ello, el equipo de Gobierno ha remitido un expediente a la Junta de Castilla y León y al Ministerio de Administraciones Públicas con toda la información y escritos por le funcionario para que se “tomen las medidas oportunas”.

Asimismo, Guarido ha asegurado que llegó al Ayuntamiento de Zamora para “no polemizar con nadie sino trabajar” pero que ha llegado el momento de defenderse de las manifestaciones del funcionario municipal, ya que son manifestaciones “realmente injuriosas, desconsideradas y vejatorias”. De este modo, el alcalde también ha apuntado que considera “calumniosas” las valoraciones sobre su persona exponiendo que “todo es falso y se ve el mundo al revés”.

No hay comentarios

Dejar respuesta