Martín Pozo se despide de la Diputación «con el aval del deber cumplido»

La candidata popular a la Alcaldía pretende trasladar su modelo de gestión al Ayuntamiento de Zamora

FuenteSilvia García

«Ha sido una gran experiencia personal con la constante del trabajo diario». Con estas palabras resumía esta mañana la aún presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo, la legislatura que ahora termine, «cuatro años muy constructivos» en los que asegura ha contribuido a la mejora de la vida de nuestros pueblos y del mundo rural. Un trabajo que ha desarrollado con la colaboración de «todos los alcaldes y concejales», con los que las tardes de cada martes se reunía para analizar el mayor profundidad las problemáticas particulares de cada municipio, así como de los 25 diputados de la cámara provincial y los 400 trabajadores de la institución.

Martín Pozo hace balance de su mandato y afronta ahora el reto de conseguir la Alcaldía de Zamora «con el aval del deber cumplido y la gestión realizada» en la Diputación. Un modelo de gestión que pretende trasladar al consistorio capitalino «para progresar y avanzar en el estacamiento que ha sufrido la ciudad en estos cuatro años». «Nos presentamos ante los zamoranos con humildad», subraya, «a mí me duele mi ciudad y cómo está», y explica que trabajará en ella igual de la misma forma que lo ha hecho para la provincia, y anteriormente defendiendo los intereses de los zamoranos como diputada nacional.

Durante la rueda de prensa de balance de mandato, Mayte Martín Pozo ha desgranado los logros obtenidos en la provincia de Zamora, y ha hecho un resumen, junto con los vicepresidentes Juan Dúo y José Luis Prieto, de las principales inversiones realizadas. En primer lugar, la Diputación a día de hoy tiene deuda cero, y un superávit de 15 millones de euros. Ha llevado a cabo un plan de pago anticipado a cuenta para que los pueblos tengan cada dos meses liquidez.

En el apartado de obras, son 52 millones de euros los invertidos: 19,2 en planes municipales de obras en dos convocatorias, a demanda de los ayuntamientos. 17 millones en 155 kilómetros de la red provincial de carreteras; 10,5 en el arreglo de caminos asfaltados, y ya está aprobado un nuevo contrato de mantenimiento por valor de 16 millones en cuatro años «para mantener en perfectas condiciones todas las carreteras», ha apuntado Juan Dúo. Además, la obra básica en ayuntamientos ha contado con 5 millones de euros en subvenciones nominativas.

José Luis Prieto ha resumido el esfuerzo realizado por la Diputación en la política turística: «Lo más importante es que por fin nos hemos concienciado de que va a ser un sector estratégico fundamental en los próximos años», y ha destacado el crecimiento exponencial en solo cuatro años de un 40% en visitas y pernoctaciones, que en el turismo rural en algunos casos ha alcanzado el 60%. La colaboración público privada y la promoción nacional e internacional han resultado determinantes, así como la apertura continua de monumentos y la conservación de las fiestas tradicionales. Especial mención ha tenido la Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica, que en estos momentos ejecuta 12 lotes correspondientes a 2 millones de euros de fondos europeos para señalizar y promocionar este rico espacio natural y cultural. El trabajo en desestacionalizar el turismo en la provincia augura «un futuro muy halagüeño», destaca el diputado.

Finalmente, Mayte Martín Pozo ha destacado las casi 100 actuaciones en municipios con una dotación de 6 millones de euros para que el agua potable llegue a todos los hogares de la provincia; 27 millones de euros en ayuda a domicilio y de teleasistencia; 300.000 euros en ayudas por nacimiento para 600 familias, y 500 personas que han recibido ayudas de emergencia social. El mantenimiento de 46 centros sociales repartidos por toda la provincia, los programas de educación de calle, campamentos juveniles, uno de ellos para niños en riesgo de exclusión social avalan que «hemos estado centrados en las personas».

En este sentido, la presidenta destaca la promoción del deporte, tanto de élite como de base, que convierten a la Diputación en «el sustento básico del deporte de la provincia y de la capital».

Los planes de empleo han proporcionado trabajo «al menos durante unos meses» a 1.800 parados de la provincia, al igual que el plan forestal. Las subvenciones a mancomunicades para financiar el personal que permita utilizar la maquinaria que poseen, las ayudas a razas autóctonas, a la agricultura ecológica, al emprendimiento, la formación en el medio rural, la creación de los Premios Talento, el desarrollo del programa Smart Rural y «el fomento de lo nuestro», con una mayor atención a los Grupos de Acción Local y la feria Raíces son otras de las fortalezas de estos cuatro años.

También la consolidación del empleo en la institución provincial, con la reducción de la interinidad al 8% y el desbloqueo del concurso interno de traslados, así como el fomento de políticas de conciliación con la implantación de la flexibilidad horaria.

«Hemos afrontado grandes retos en esta legislatura», ha señalado Martín Pozo, tales como la implantación de la administración electrónica y la nueva ley de contratos. «Y han sido cuatro años intensos de visitar casi todos los pueblos, todos ha sido materialmente imposible, porque también hemos tenido que salir fuera a reivindicar lo nuestro».

Así pues, Mayte Martín Pozo afronta ahora otro reto, el electoral, desvelando cada día nuevas propuestas para la ciudad, como el atractivo ‘cheque bebé’ de hasta 3.000 euros por nacimiento, que las familias podrán gastar en el comercio zamorano.

No hay comentarios