Requejo: «Prohibir el botellón en San Martín es un movimiento electoralista»

El concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Zamora considera que la decisión del concejal de Seguridad Ciudadana, Antidio Fagúndez de ubicar el botellón en otro lugar, ha sido "por obligación del Ministerio de Cultura, a raíz de la situación de deterioro que sufre el entorno de la muralla”

FuenteRedacción

“El teniente de Alcalde, Antidio Fagúndez, se está apropiando de una idea que no es suya y en la que no cree ni él, ni el equipo de gobierno, que durante tres años ha hecho caso omiso de las reclamaciones de nuestro grupo que, en sintonía con los vecinos, comerciantes, representantes de la Semana Santa y hosteleros del casco antiguo, exigíamos la reubicación del botellón de Semana Santa”, ha indicado el portavoz municipal de Ciudadanos Zamora, Francisco Requejo, tras conocer la noticia de la prohibición del botellón en San Martín.

Ciudadanos Zamora tilda la decisión de Fagúndez de “claramente electoralista” y exige que se cuente con el grupo naranja y con los afectados para poner en marcha una actuación que partió de las filas de Ciudadanos.

“Estamos sorprendidos, está claro el tinte electoralista de una decisión que ni siquiera ha partido del bipartito, ya que se han visto obligados por el Ministerio de Cultura, a raíz de la situación de deterioro que sufre el entorno de la muralla”, ha asegurado Requejo que recuerda además que Ciudadanos lleva pidiendo desde hace tres años la reubicación del botellón en otras zonas donde hubiera un mayor control de seguridad y sanitario como los aparcamientos de la Ciudad Deportiva.

“Esperemos que nos escuchen, porque es una idea en la que siempre ha creído Ciudadanos, no el equipo de gobierno, y los zamoranos lo saben”.

“Exigiremos que hagan las cosas bien, que no las hagan rápido, que no actúen simplemente por electoralismo, como están haciendo en los últimos meses, y que se tenga en  cuenta a otros grupos de la oposición, que somos más serios y coherentes en estos temas”, ha reiterado Requejo.

No hay comentarios