El CB Zamora se impone al Tormes en un frenético choque

86-76.Un partido igualado en el que la tensión y la intensidad han sido las claves

FuenteVerónica Muriel

El pabellón Ángel Nieto acogía esta tarde el derbi regional más esperado entre el CB Zamora y el CB Tormes. Un encuentro complicado que estuvo ajustado minuto a minuto y en el que la victoria pudo recaer en cualquiera.

El CB Zamora salió a la cancha con gran intensidad, arrollando a los salmantinos en ataque, pero el CB Tormes despertó de su aletargamiento pasados los primeros cinco minutos y ya fue un no parar de ambos equipos, que cerraban el primer cuarto 23-21 para los locales.

En el segundo cuarto, lejos de bajar el ritmo, tanto el CB Zamora como el CB Tormes mostraban su  poderío en ataque y aflojaban en defensa, con unos minutos de juego rápido que hacían que llegaran al descanso 43-46 para los salmantinos.

Tras la salida de vestuarios, el pulso entre ambos equipos continuaba, si bien el CB Tormes no podía seguir ese ritmo con los de Saulo Hernández ejerciendo un gran trabajo tanto en ataque como en defensa, aprovechando así para acortar las distancias mínimas que tenía con los salmantinos y volverse a poner por delante, aunque casi por la mínima, llegando al último cuarto 62-59.

Con todo por decidir, la tensión y el esfuerzo realizado segundo a segundo del partido comenzó a pasar factura, principalmente a los salmantinos que ya no eran capaces de seguir el ritmo del incansable CB Zamora que empezaba a distanciarse en el marcador y se veía con fuerzas para llevarse la victoria. Esa comodidad y seguridad en el campo se tradujo finalmente en la ansiado triunfo para los de Saulo Hernández, que se impusieron por 86-76.

No hay comentarios