Don Sancho, 25 años de tradición

La Asociación Etnográfica Don Sancho de Zamora culmina su XXV Aniversario con 'La Gala', un recorrido por los cuatro puntos cardinales de la provincia zamorana.

FuenteLuis Falcão | @luischiado
'La Gala' de Don Sancho, un recorrido por la historia de la Asociación Etnográfica
loading...

Hablar en Zamora de Don Sancho no es baladí. Es hablar de reyes y, sobre todo, de un rey que murió asesinado por Vellido Dolfos. Era Sancho el Fuerte, como también se le conocía, nacido en Zamora y el primero de Castilla, entre 1065 y 1072, y, por conquista, de Galicia (1071-1072) y de León (1072).

Pero hablar de Don Sancho en Zamora también es hablar de tradición. Es la herencia que los mayores legaron a generaciones venideras y que, para el futuro, también serán conservadas por Asociaciones Etnográficas como Don Sancho que, en estos días, celebra su XXV aniversario recorriendo pueblos, ciudades, provincias y países. Es decir, llevando la cultura tradicional de los cuatro cardinales de la provincia zamorana por todo el orbe que se precie disfrutar de sus creaciones.

Días atrás clausuraron la más que atractiva exposición ‘La Fiesta’ en el Centro Cultural La Alhóndiga donde expusieron parte de su colección de indumentaria tradicional. Una muestra que combinó fotografías de Jon Quintano, Carlos Fernando García Andrés, José Antonio Pascual, Rocío Belber, Mario González y Antonio Martín; con trajes antiguos pertenecientes a la Colección XXV Aniversario Don Sancho. Y, como cénit de todas las variadas actividades celebradas para recordar los 25 añitos, ‘La Gala’, celebrada en esta lluviosa noche de sábado, en el Teatro Ramos Carrión de la capital zamorana.

Un espectáculo simple en el escenario, pero intenso. Puro, colorista y vistoso por donde corrieron melodías de las cuatro esquinas de la provincia zamorana, representada por el diputado de Cultura, Jesús María Prada, que seguía todo el repertorio con la más exquisita atención. También la portavoz municipal del PP, Maite Martín Pozo, amante de estas tradiciones que tan bien mantuvo y promocionó en su etapa como presidenta de la Institución provincial, y el edil popular Víctor López de la Parte -zamorano de gusto-. Pero también seguían todo el acontecer escénico Alberto Jambrina, Luis Antonio Pedraza -con quien coincidemos más que a menudo por tierras portuguesas donde tiene gran éxito su dúo con Paulo Meirinhos en la interpretación de ‘Músicas da Raya’-, y el amigo y director de Doña Urraca -el otro grupo de la identidad zamorana, la hermana de Don Sancho que defendió a Zamora- Miguel Ángel Santos Santos.

El espectáculo puesto en escena por Don Sancho -con Antonio Martín al frente como director artístico y musical, por no decir ‘alma mater’ de toda esta Asociación- fue una recopilación -muy a su manera, pero fiel- de sus trabajos de campo de los últimos 25 años, siempre presentados con una grabación que estaba escondida en los baúles de la agrupación folclórica.

Cuatro escenas, multiplicidad de colores. Variedad de ritmos y otras tantas danzas de pie y movimientos de brazos cuando no castañuelas que se elevaban auténticas entre los sones de tamboriles, dulzainas -bonita esa conjunción de cuatro dulzainas en el ‘Bolero de Algodre’– panderetas, gaitas y también las voces, masculinas y femeninas. Cuatro escenas, como cuatro rosas, que comenzaron en 1994 y fueron saltando hasta 2004, 2014 y 2019 -espacios de diez años y también la mitad, como a mitad de cena nos dejaron con la presentación de ‘Ramo Verde’. Un nuevo espectáculo para el 13 de diciembre, pero en esa ocasión en el Teatro Principal de Zamora.

Muestra. Resumen. Momentos. Emociones. Recuerdos de 25 años que pasaron por la retina de cientos de espectadores durante algo más de una hora. Un elenco con unos 60 artistas que buscaron la emoción en una puesta en escena escueta, sencilla -decíamos- fuera de muebles y decoración innecesaria. Cuando la música es buena no se pone vieja. Cuando la danza habla de libertad. Y cuando la puesta en escena emociona, el público disfruta. 25 años de Don Sancho de historia -como la del rey castellano- pero también de música, baile, cultura y reivindicación de una tradición rica de la que nos debemos sentir orgullosos por su legado.

Parabéns! Felicidades! y a por otros 25 años de música, danza y amistad, ay!

No hay comentarios

Dejar respuesta