Unos pequeños campaneros llenan de repiques la plaza Viriato de Zamora

La asociación de Campaneros Zamoranos instala por un día sus clases en plena Plaza Viriato para concienciar y animar del mantenimiento de esta tradición campanera que es Patrimonio Cultural Inmaterial

FuenteDiana Serrano

La asociación de Campaneros Zamoranos celebra en el día de hoy un curso práctico en pleno casco histórico de la capital. Aspirantes a campaneros de todas las edades disfrutan de una soleada jornada de aprendizaje campanero en la plaza Viriato de la capital.

Durante toda la jornada, la Escuela de Campaneros comparte con los alumnos los secretos del toque manual de campanas. Una manifestación representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial por la que la asociación trabaja para mantener viva en la provincia, incluyendo en su aprendizaje a niños desde los 5 años. Una tarea muy importante ya que el repique de campanas es un lenguaje sonoro que ha funcionado a lo largo de los siglos como medio de comunicación, cumpliendo un conjunto de funciones sociales para la comunidad y que ahora está al borde de la extinción por dos motivos: La falta de campaneros y la falta de sensibilización hacia este fenómeno de comunicación.

Antonio Ballesteros es el encargado de ofrecer este curso en el centro de Zamora. El maestro campanero ofrecerá en primer lugar una parte teórica en la que explicará el significado de las campanas, así como distintas informaciones necesarias para poder pasar a la segunda parte del taller, enteramente práctica, en la que se alternarán repiques y toques en el campanario portátil que se ha instalado en la plaza Viriato, y que suele utilizar para sus clases la propia asociación.

No hay comentarios