Y el perro subió a todos al tejado

La banda de rock zamorana se metía en el bolsillo a base de rock y risas al público de La Cueva del Jazz

Era grande la expectación por Un perro en el tejado en La Cueva del Jazz. Minutos antes de empezar el show amigos, familiares y seguidores ya comentaban cómo iba a ser el concierto, siempre imprevisible.

Los “perros” comenzaron el show levantando al personal con un clásico del rock nacional, ‘En vela’ de La Fuga y a partir de ahí nadie pudo dejar de reír, corear y saltar.

El frontman de la banda, explicaba tras este tema los orígenes del nombre de la banda y adelantaba una de las sorpresas de la noche: Había unos regalos muy peculiares para los presentes (gorras de Cobadu y camisetas de Talleres Saludes).

Y entre chistes y monólogos de Hugo, sonaba algún tema de Los Suaves, Marea o Porretas, todo aderezado con sonidos “misteriosos” de perros ladrando, radiales o sintonías de concurso de la tele, que hacían estallar de risa al público.

Con un público completamente metido en el bolsillo, llegaba el momento de compartir escenario con buenos amigos de la banda. Nachín era el primero en romper el hielo con ‘Trasegando’ de Marea, con Jaime dando caña a la batería. Y a estos le seguía Xfi, que bordaba el clásico ‘Ama y ensancha el alma’ de Extremoduro.

Y llegado el ecuador del show, era el momento de ponerse sentimentales, presentar a la banda y echar la vista atrás. Al escenario llegaba Edu, compañero de Hugo y Raúl en Himalia, que era acogido con cariño por los “perros”, y con el sonido de ‘Esta es una noche de rock n’roll’ de Barricada, el cantante hacía un pequeño speak de sus compañeros, jaleados por el público presente.

Finalmente, y tras pedir inherentemente unos bises, El perro volvía al tejado. Habrá que estar atento a sus próximas fechas para tener una noche de rock y humor a raudales, y sobre todo para llevarte una gorra de Cobadu a casa.

No hay comentarios