Un zamorano consigue la beca de la Fundación Villalar-Castilla y León

Raúl Lorenzo Pérez ha sido el elegido por la Fundación por su proyecto expositivo "Tiempo Mítico", que tiene como protagonista al Museo de Zamora

El zamorano Raúl Lorenzo Pérez es uno de los 9 elegidos para desarrollar su proyecto bajo el becariado de la Fundación Villalar-Castilla y León. Este joven ha resultado uno de los becados en dicha Fundación gracias a su proyecto “Tiempo Mítico”.

Este consiste en una exposición que pretende establecer un diálogo con el patrimonio del Museo de Zamora a través de la reactivación de sus fondos y su exposición permanente. El jurado ha valorado el interés del artista por la reinterpretación de obras clásicas y por la relación entre el patrimonio heredado y la cultura contemporánea.

La presidenta de las Cortes y de la Fundación Villalar-Castilla y León, Silvia Clemente, ha entregado las nueve becas de creación artística con una dotación global de 108.000 euros y que la Fundación viene concediendo desde 2016. Los becados, uno de cada provincia de la Comunidad, desarrollarán, a lo largo de este año, un proyecto de creación artística contemporánea en cualquiera de sus manifestaciones. Las becas, con una alta demanda del sector artístico de la Comunidad, pretenden potenciar una de las principales señas de identidad de la Comunidad, la cultura.

Los becados desarrollarán, gracias a esta ayuda de 12.000 euros, a lo largo de este año, un proyecto de creación artística contemporánea en cualquiera de sus manifestaciones o modalidades: artes escénicas, música, artes plásticas, literatura o creación audiovisual.

Estas becas, como ha recordado la presidenta de las Cortes y de la Fundación Villalar-Castilla y León, pretenden favorecer el talento y la creación artística de los creadores de Castilla y León en cualquiera de sus manifestaciones y de esta forma potenciar una de las principales señas de identidad de la Comunidad, como es la cultura.

Los beneficiarios asumen el compromiso de desarrollar el proyecto para el que se le ha concedido la beca, de acuerdo con los plazos y calendario propuestos en su solicitud y tendrá absoluta independencia en su proceso creativo. Se comprometen también a residir y desarrollar su proyecto en Castilla y León durante todo el periodo de disfrute de la beca.

La presidenta ha destacado que, como novedad en el ámbito cultural en cuanto a becas se refiere, los artistas becados por la Fundación Villalar-Castilla y León, se quedan con el proyecto de creación artística becado.

Alta participación

Esta edición de las becas de creación artística contemporánea de la Fundación Villalar-Castilla y León, como ha explicado la presidenta, Silvia Clemente, ha contado con una alta participación del sector, tanto por la cantidad de las propuestas presentadas como por su calidad. En concreto, solicitaron estas becas un total de 187 artistas de Castilla y León, lo que ha supuesto un 14% más de solicitudes que el pasado año.

Por provincias, de la que se han recibido un mayor número de solicitudes ha sido Valladolid con 43, el 23%; León con 29 artistas interesados, el 16%; Salamanca con 26 solicitudes, el 14%; Burgos con 23; Segovia con 20; Zamora 14 solicitudes; Palencia 12; Soria 11 y Ávila 9 artistas solicitantes.

En cuanto a las disciplinas, y aunque los proyectos no siempre son fáciles de catalogar en una de ellas, las más numerosas, de nuevo, son las que se refieren a proyectos de artes plásticas, seguido de proyectos que mezclan varias de ellas o todas las disciplinas.

Requisitos y criterios para la concesión de las Becas y jurado

Los requisitos para optar a estas becas eran ser mayor de edad, haber nacido en Castilla y León, o residir en la Comunidad desde antes del día uno de enero de 2017. Además, el artista becado se compromete a residir y desarrollar su proyecto en Castilla y León durante todo el periodo de disfrute de la beca.

El jurado –compuesto por los miembros del Comité Consultivo de la Fundación y el director de la misma actuando como secretario, con voz, pero sin voto- ha tenido en cuenta para la concesión de las becas: la trayectoria del solicitante, la originalidad del proyecto, la adecuación del mismo a los plazos, su vinculación con el territorio y su significación en el contexto de su disciplina artística.

El Comité Consultivo de la Fundación Villalar-Castilla y León –el órgano de asesoramiento compuesto por nueve personas de reconocido prestigio de cada provincia de la Comunidad que se encargan de promover y generar actuaciones concretas de la Fundación en sus respectivas provincias- lo componen: el periodista y escritor abulense Pablo Garcinuño García (en representación de Ávila); el escritor Óscar Esquivias (Burgos); el director del Museo de León Luis Grau (León); la directora de la Cátedra de Estudios de Género de la Universidad de Valladolid  Mª Teresa Alario (Palencia); la responsable de la programación del DA2, María Jesús Díez (Salamanca); el poeta José María Parreño (Segovia); el librero y crítico literario César Millán (Soria), la periodista Angélica Tanarro (Valladolid) y el arquitecto Francisco Somoza (Zamora).

La Fundación Villalar-Castilla y León organizó la exposición ‘9 De Nueve’, en la que se recopilaba, a través de diversas instalaciones, el trabajo realizado por los becados por la Fundación Villalar-Castilla y León en la primera edición. Una muestra que se pudo ver del 13 de septiembre al 18 de octubre del pasado año en la sede del Parlamento autonómico dentro de los actos organizados para conmemorar el XXXV aniversario del Estatuto de Autonomía.

Proyectos seleccionados

Los becados y sus proyectos son los siguientes:

En la provincia de Ávila la beca ha recaído en Ángela Soriano Segovia, por su proyecto ‘Apariciones de una cabaña en el bosque’ consistente en la construcción, 20 años después, de una cabaña que la autora tuvo en la infancia. Se levantará ese refugio, literal y simbólico, en diálogo con el propio pinar de Las Navas del Marqués (Ávila) y utilizando en exclusiva materiales encontrados en la zona. Un proceso lento y sosegado que irá acompañado por la escritura de un libro que pretende alejarse de los tópicos rurales y de la visión idealizada del bosque. El trabajo se cerrará con una lectura de una selección de dichos textos. El jurado ha valorado la aspiración del proyecto por aunar literatura y naturaleza.

En Burgos se ha escogido el proyecto ‘Retrato del viaje que no te conté’ del fotógrafo David Palacín, consistente en la realización de una exposición con fotografías, retratos, autorretratos vídeos y palabras, de la vida cotidiana, durante un año, de este artista. El jurado ha valorado su decisión de explorar caminos creativos diferentes que pueden suponer un giro importante en su carrera, el carácter multidisciplinar del proyecto, así como la calidad de la trayectoria del artista.

En León el seleccionado para la beca ha sido Jonathan Notario por su proyecto ‘Paredes de azúcar’. Se trata de un trabajo audiovisual de animación con maquetas y recortables que pretende ahondar en la memoria e historia de la azucarera leonesa Santa Elvira mediante la recopilación de testimonios y recuerdos vividos narrados por sus protagonistas o allegados. Esos relatos serán recreados mediante recortables de papel y maquetas, creando una película de animación stop motion. El jurado ha valorado el uso de métodos tradicionales (la recopilación testimonial) combinados con procedimientos estéticos de recreación también “vetustos” y, sin embargo, fértiles por su fuerte carga estética, debida a su desuso y, pese a ello, estrecha relación con tendencias actuales.

En la provincia de Palencia se ha escogido el proyecto ‘Realidades observables’ de Ana María Marcos Herrero. Se trata de un trabajo audiovisual consistente en plasmar en un lienzo digital un retrato colectivo de los habitantes de la provincia que quieran participar en la experiencia artística. El jurado ha valorado la utilización de la experimentación digital para trabajar sobre el paisaje, como si de un lienzo digital se tratara.

En Salamanca la beca ha recaído en Amalia Iglesias por su proyecto ‘Leer da tiempo’. consistente en la publicación de un libro de poemas con el mismo título que el proyecto becado. El libro, compuesto por unos 40 o 60 poemas a lo largo de sus 100 páginas, intentará también rendir un homenaje a aquellos otros libros que han enriquecido a la artista. El jurado ha destacado la trayectoria de esta extraordinaria poetisa, y la apuesta, en nuestra sociedad actual, por la idea de cómo la lectura nos proporciona más tiempo de vida debido a que amplifica e intensifica nuestras vivencias.

En la provincia de Segovia la persona merecedora de la beca ha sido Nieves Correa San José, que junto a Abel Loureda, investigarán desde las artes visuales lugares perdidos en el tiempo de la provincia de Segovia. ‘(Doce) Actos de memoria’ consiste en la grabación de 12 videos en 6 lugares abandonados habitados para la grabación por una persona, una pareja o un grupo de personas, dependiendo de las características de cada ámbito y su historia. El jurado ha valorado que se trata de un trabajo sobre la despoblación y el abandono que quiere volver a habitar el pasado siquiera un momento para traerlos de nuevo al tiempo presente mediante la presencia, las presencias; que activan el espacio y lo transforman “materializando el pasado en el presente”.

En Soria la beca ha recaído en Alberto Crespo Ballesteros por su proyecto ‘Trazados invisibles’, un trabajo artístico transmedia en el que la memoria de los habitantes del medio rural, sus vivencias y huellas son registrados por medio de diversas tecnologías para generar un discurso gráfico y/o multimedia. El jurado ha valorado que las tareas cotidianas, las vivencias y experiencias de los habitantes del medio rural queden recogidos en un registro gráfico aprovechando las nuevas tecnologías.

En Valladolid se ha becado el proyectoNadie, nada, nunca’ de Cristina R. Vecino, se trata de un trabajo fotográfico partiendo de un diario escrito a mano hace veinte años en una agenda de una persona anónima y en un lugar desconocido. El jurado ha valorado que la artista creará una personalidad a partir de las anotaciones del diario y estas y las fotografías resultantes las compartirá en las redes sociales como paso previo a la edición de un foto-libro.

No hay comentarios