Los sones de La Tercera Caída envuelven Zamora en un ambiente semanasantero

Cerramos los ojos y comenzamos a ver las calles llenas de gente, el olor a almendras garrapiñadas y de fondo, escuchamos los sones de Semana Santa. Los abrimos. Estamos en septiembre pero por un momento eso era cierto. Y es que la procesión extraordinaria de la Hermandad de Jesús en su Tercera Caída nos ha transportado a Lunes Santo. Este sábado, y para conmemorar y celebrar su 75 aniversario, La Tercera Caída ha querido regalar a los zamoranos uno de los momentos más emotivos de la Semana Santa zamorana, su desfile procesional.

Una procesión de las más queridas por los zamoranos y visitantes con una hermandad conocida popularmente como la de los excombatientes por el contexto de su fundación en el año 1942 y que, para esta ocasión, ha podido utilizar algunas de las varas que se utilizaron en el primer desfile procesional de 1.943. Material de labranza como unos yugos convertidos en una cruz o unas rejas de arado transformadas en una pesada corona de espinas escenifican este momento de la Pasión vinculada al campo.

Así, el desfile procesional ha partido de la iglesia parroquial de San Lázaro a las 19.00 horas para recorrer Obispo Nieto, Puentica, Avenida de la Feria, Bajada San Martín, Calle San Martín, Rúa de los Francos, Plaza Viriato y Barandales para finalizar en el museo de Semana Santa. Los hermanos, en esta ocasión, han desfilado en filas, con ropa de calle, portando su medallón reglamentario pero dejando el raso blanco y negro a un lado. Así pues, la ciudadanía en general, devotos y fieles, han caminado detrás de las imágenes.

Durante todo el recorrido la Hermandad de la Tercera Caída ha estado acompañada de forma excepcional hasta el Museo de Semana Santa de las imágenes de Jesús Nazareno, de “La Caída” de Ramón Álvarez, imagen que procesionó hasta 1946, propiedad de la Cofradía de Jesús Nazareno (Vulgo Congregación), y la imagen titular de la Hermandad, “Jesús en su Tercera Caída” de Quintín de Torre, además de los centenares que se han echado a las calles para disfrutar por un instante de la época más querida y sentida de la capital.

El siguiente acto organizado por su 75 aniversario es una Comida de Hermandad el próximo domingo 24 de septiembre en la que hermanos, familiares y amigos podrán estrechar sus lazos de fraternidad y compañerismo al mismo tiempo que compartir vivencias y experiencias.

No hay comentarios

Dejar respuesta