Silvia Clemente: “Queremos ganar artistas para Castilla y León”

Nuevas oportunidades para Castilla y León objetivo de las becas de creación artística contemporánea de la Fundación Villalar-Castilla y León

El Comité Consultivo de la Fundación Villalar-Castilla y León, compuesto por nueve expertos en la actividad cultural, social, científica o  artística de cada provincia de la Comunidad que asesoran a la Fundación se ha reunido en Zamora, en la sede del Consejo Consultivo. Un encuentro en el que se han analizado las últimas iniciativas puestas en marcha por la Fundación y las próximas a desarrollar con el objetivo de potenciar los valores esenciales de la Comunidad: la lengua castellana, y el patrimonio histórico, artístico y cultural teniendo en cuenta las características provinciales.

En la reunión del Comité Consultivo se ha acordado que mañana se abra el plazo de presentación de solicitudes para acceder a una las nueve becas de creación artística contemporánea de la Fundación Villalar-Castilla y León. Estas becas, con una dotación de 108.000 euros, permitirán desarrollar, a lo largo de un año, un proyecto de creación artística contemporánea en cualquiera de sus manifestaciones o modalidades: artes plásticas, artes escénicas, música, literatura, creación audiovisual y cualquier combinación de las mismas.

Estas becas, como ha destacado la presidenta de las Cortes y de la Fundación Villalar-Castilla y León, Silvia Clemente, pretenden generar un sentimiento de pertenencia a Castilla y León a través del desarrollo de proyectos artísticos en Castilla y León por parte de los artistas de la Comunidad. “Queremos ganar artistas para Castilla y León, para que se queden en la Comunidad y puedan trabajar aquí”, ha destacado la presidenta.

Se trata, como ha recordado Clemente, de una iniciativa pionera en la Comunidad al ser una decidida apuesta por favorecer el talento. Como lo demuestra, como ha señalado la presidenta, que el proyecto becado es en todo momento propiedad intelectual del artista, una circunstancia que no suele ocurrir en becas o ayudas de estas características.

El coordinador de acciones culturales, Rafael Doctor, ha puesto de relieve la “valentía gigantesca” de la Fundación Villalar al instaurar las becas de arte más importantes de España, “un ejemplo para otras Comunidades Autónomas”, así como la “visión vanguardista” de la institución, que apuesta por lugares “que no son las grandes capitales del mundo para que tengan sentido por el artista”.

zamora fundacion villalar_DSC_0019

Requisitos y solicitud de las becas

Para optar a estas becas se debe ser mayor de edad y residente en Castilla y León desde antes del 1 de enero de 2017 y hasta que la beca concluya. Para acceder a ellas, los interesados deberán presentar cumplimentado el modelo de solicitud que se encuentra en la página web de la Fundación: www.fundacionvillalarcyl.es, acompañado de la siguiente documentación:

  • Una copia del Documento Nacional de Identidad o, en su caso, de la Tarjeta de Identidad de Extranjero.
  • Un Certificado de empadronamiento en el municipio en que residan.
  • Un Currículum Vitae del solicitante, en una extensión máxima de dos caras de página de tamaño A4.
  • Un documento, con una extensión máxima de dos caras de página de tamaño A4, que recoja y exprese el título del proyecto creativo para el que se solicita la beca, su objeto, un resumen del mismo, y un calendario o plan de desarrollo cronológico del proyecto.
  • Un dossier digital, cuando proceda, del proyecto creativo para el que se solicita la beca.

Estas becas son incompatibles con cualquier otra beca, o cualquier tipo de ayuda pública o privada concedida para el mismo fin.

Las solicitudes pueden presentarse, hasta las 3 de la tarde del 3 de noviembre, de manera digital a través del correo electrónico: becas@fundacionvillalarcyl.es, o vía postal. La documentación debe remitirse por correo certificado a la dirección postal de la Fundación Villalar-Castilla y León, en Valladolid, en la Plaza de las Cortes de Castilla y León, 1 (c.p. 47015).

El jurado que decidirá los proyectaos becados estará compuesto por los miembros del Comité Consultivo de la Fundación. En concreto son: el periodista y escritor abulense Pablo Garcinuño García (en representación de Ávila), el escritor Óscar Esquivias (Burgos), el director del Museo de León Luis Grau (León), la directora de la Cátedra de Estudios de Género de la Universidad de Valladolid  Mª Teresa Alario (Palencia), la responsable de la programación del DA2 María Jesús Díez (Salamanca), el poeta José María Parreño (Segovia), el librero y crítico literario César Millán (Soria), la periodista Angélica Tanarro (Valladolid) y el arquitecto Francisco Somoza (Zamora).

Para su concesión, como ha destacado la presidenta, el jurado tendrá en cuenta la trayectoria del solicitante, la originalidad del proyecto, la adecuación del mismo a los plazos de la beca y su significación en el contexto de su disciplina.

Alta participación en primera edición

Se está convocando la segunda edición. El año pasado, como ha recordado la presidenta, la convocatoria despertó un gran interés dentro del sector cultural como lo demuestra la elevada participación, y la calidad y variedad de los proyectos presentados. En concreto solicitaron estas becas, una por cada provincia de la Comunidad, un total de 237 artistas de Castilla y León de distintas manifestaciones o modalidades artísticas -artes plásticas, escénicas, música, literatura, creación audiovisual-.

En la provincia de Ávila, la beca recayó, la pasada edición, en Juan Gil Segovia, por su proyecto titulado ‘La arqueología del ser’, “por la singular manera que proyecta de entender y utilizar el archivo como fuente creativa”.

En Burgos, la beca recayó en Mayte Santamaría Saiz, por su proyecto titulado ‘Agosteros de sonidos empolvados’, “por la creatividad de un proyecto artístico que persigue hacer del sonido memoria, recuperando emociones a través de sonidos ya desaparecidos y mostrando a través de un tablero de sonidos, a modo de un singular atlas de Burgos, un recorrido por sus lugares de origen”.

En la provincia de León, la Fundación ha escogido a Yago Ferreiro Ruíz, por su proyecto titulado ‘Kintsugi. Trabajos de desamor perdidos’, “por la investigación artística y literaria que propone sobre los conceptos del olvido y la pérdida”. Se trata de una investigación artística sobre el olvido y la pérdida articulada de la palabra.

En Palencia, la beca recayó en Javier Ayarza Arribas, por ‘Geografía’, “por su indagación constante sobre el propio medio fotográfico y sobre aquello que le es más consustancial, la posibilidad de construir una mirada sobre el mundo”.

La Fundación becó en Salamanca a Andrea Ruano Flores, por su proyecto titulado ‘Piel y huesos’, “por su valentía y decisión a la hora de plasmar artísticamente sentimientos y emociones personales provocados por la vulnerabilidad de una grave enfermedad”.

En la provincia de Segovia se concedió la beca a Raquel Bartolomé Robledo, por su proyecto titulado ‘Memoria del paisaje’, “por su propuesta de arte ecológico y por pretender recuperar a través de la expresión artística la consciencia de responsabilidad sobre la naturaleza”.

El Jurado, en Soria, escogió para la beca a Gloria Rubio Largo, por su proyecto titulado ‘Vacíos del pasado’, “por cuanto su proyecto propone un inquietante proceso de reflexión e interpelación estética sobre el proceso de abandono y despoblación de muchos lugares, que supone hoy uno de los grandes retos que afronta Castilla y León”.

En Valladolid, la persona a quien correspondió la beca la pasada edición fue Elisa Rodríguez González, por su proyecto ‘Mobiliario urbano’, “por reivindicar un espacio público cada vez más invadido de logotipos y eslóganes a través de la intervención artística, transformando esos espacios, en origen privatizados por intereses particulares, en una creativa protesta dirigida a los viandantes”.

El Jurado escogió en  Zamora a Antonio Guerra Casquero, por ‘Comporta-miento para un simulacro’, “por su exploración de los límites entre lo natural y lo cultural, así como su intervención en el territorio y escenificación para reinterpretar la relación entre hombre y naturaleza”. Consiste en la creación de 12/15 obras: fotografías, fotoesculturas e instalaciones con las que el artista pretende “invitar a cuestionar el paisaje como construcción ideológica y buscar un acercamiento a la naturaleza y preocupación por la acción del hombre. Y al mismo tiempo explorar el paisaje y su simbología, a través de conceptos como ilusión y realidad o memoria y transformación”.

En la reunión de hoy del Comité Consultivo se ha analizado la evolución y desarrollo de cada uno de los proyectos y se ha comenzado a trabajar en el desarrollo de una exposición colectiva para el 2018 de todos los proyectos realizados.

No hay comentarios

Dejar respuesta