Nuevo ataque de lobos en Sayago en pleno casco urbano

El ataque se ha producido a solo 25 metros de la casa familiar del ganadero

FuenteDiana Serrano

El ganadero Jesús Pintado se ha despertado esta mañana con el susto en el cuerpo, al descubrir que su ganado había sido atacado por el lobo esta madrugada en pleno casco urbano de la localidad sayaguesa de Gáname.

En esta ocasión, el resultado del ataque han sido dos ovejas muertas, pero lo más preocupante para este joven ganadero ha sido que el cercado donde se encontraban estos animales, junto con parte de su ganado, está a tan solo 25 metros de la casa de sus padres. El Servicio Forestal ha certificado y confirmado esta mañana que el ataque había sido realizado por lobos, previsiblemente durante la madrugada, tras dejar al ganado en este lugar del pueblo pasadas las 22.30 horas.

La mezcla de emociones y sentimientos en Jesús Pintado pasa entre la indignación, la resignación, y por supuesto, por el miedo y la incertidumbre. El ganadero está enfadado por la «indefensión» que siente ante estos ataques, y afirma que está «harto de oír a los representantes políticos decir que están muy preocupados por la situación en el mundo rural y que van a trabajar porque los jóvenes desarrollen su trabajo en los pueblos, pero se desentienden de esta problemática que tira por tierra nuestro esfuerzo y ganas de quedarnos en el medio rural».

Por otro lado está el miedo, «no solo por mis animales, a los que quiero y paso mal cuando me los encuentro así, sino porque ha sucedido a 25 metros de la casa de mis padres, dentro del pueblo». Esto hace que este ganadero viva «completamente intranquilo, porque si ya entran al pueblo sin problema ninguno, me voy a casa todas las noches con el miedo de ver que puedo encontrarme a la mañana siguiente».

Para Jesús no es el primer ataque en su explotación de 1.000 ovejas, hace dos años y medio ya perdió otras tres en un ataque similar. Y como cuenta «puede pasar todas las veces que los lobos quieran, porque no se paran de ninguna manera». El joven ganadero se muestra «resignado» ante esta situación vital y considera que «nos están obligando a irnos todos a las ciudades, a vivir entre muros, porque en Sayago sino vivimos de la ganadería no nos queda nada».

NOTICIAS RELACIONADAS:

El lobo ataca de nuevo en Sayago, esta vez, a plena luz del día

No hay comentarios