Zamora se convierte en epicentro de la resistencia a la ganadería industrial

Villalpando y Cerecinos de Campos acogen el III Encuentro Estatal Stop Ganadería Industrial.

FuenteRedacción

Durante dos días (1 y 2 de junio), la provincia de Zamora se convierte en el epicentro de la resistencia a la ganadería industrial al celebrarse en Villalpando y Cerecinos de Campos el III Encuentro Estatal Stop Ganadería Industrial. Se trata de un importante encuentro que acoge activistas de plataformas vecinales de muy diversos lugares de España y también de las organizaciones que forman parte de la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial como son las principales organizaciones ecologistas españolas (Greenpeace, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción), la organización de defensa de los derechos de los animales más antigua de España (ADDA), organizaciones preocupadas por la salud de los consumidores como Justicia Alimentaria y dos organizaciones internacionales como CIWF (la única organización dedicada en exclusiva a acabar con la ganadería industrial) y Food & Water Europe (organización con sede en Bruselas dedicada a garantizar un agua sin contaminación, entre otros objetivos). Tanto la plataforma provincial, Pueblos Vivos Zamora, como el resto de movimientos vecinales zamoranos forman parte de la Coordinadora estatal, con la que, por ejemplo, denunciaron la situación de sus pueblos el mes de noviembre pasado en el Parlamento Europeo.

Este año se ha elegido Zamora para el Encuentro estatal por valorarse desde la Coordinadora que “se trata de un territorio en el que el problema con los purines se está agravando por la proliferación desmesurada y descontrolada de la ganadería industrial, sobre todo la porcina”. La Coordinadora estatal considera que “la afección de Castilla y León en su conjunto es importante y preocupante”.

El domingo día 2, a las 12 h, está convocada una marcha reivindicativa hasta la explotación de porcino industrial (3500 madres) que la integradora Batallé pretende construir en Cerecinos de Campos.

No hay comentarios