“El modelo apícola zamorano es un gran ejemplo para la resistencia frente al mercado global”

Iria Costela Peña, licenciada en Veterinaria y parte de los servicios Técnicos de COAG aboga por un productor de miel que tome las riendas de su comercialización, para hacer frente al mercado global que provoca una bajada abismal de su calidad

Meliza, I Feria Apícola Internacional ha querido con sus actividades dar a conocer todas las problemáticas y opiniones, que el mundo de la miel genera. Por ello, una de las ponencias que se presentaban este domingo, corría a cargo de Iria Costela Peña, licenciada en Veterinaria y parte de los Servicios Técnicos de COAG.

NOTICIASCYL ha charlado con ella, para conocer su interesante planteamiento sobre un mercado de la miel, donde los apicultores tomen las riendas de los procesos de distribución, producción y venta, para conseguir un mercado de calidad real.

Cuéntanos en qué consistía la charla de hoy en Meliza

Es un análisis del mercado de la miel. En COAG interesa mucho que los técnicos sepamos de los mercados de los sectores que vamos a lleva. Desde el principio me centré en el mercado desde una forma clásica, que es la que suelen hacer todos los técnicos de las organizaciones. Es decir, ¿a cuánto se le está pagando la miel al productor, ¿a cuánto se está importando la miel que viene de fuera?, lo que son los datos más puros.

Pero mi organización es de carácter político, por lo tanto estamos intentando dar una salida política a esta situación de mercado que tenemos, que está claramente marcada por la globalización. El problema que tiene ahora mismo la miel, lo tienen todos los sectores agrícolas y ganaderos. El sector lleva aumentando el nivel de importaciones desde la última década, cuya subida ha sido brutal, y mientras estemos en un contexto de la Organización Mundial del Comercio, va a seguir siendo así, y cada vez va a ir a peor.

Es decir, que aunque el mercado de la miel en España, y en provincias como Zamora, ha crecido muchísimo, y hay muchas personas que viven de ello y lo estamos viendo en esta Feria, ¿se importa mucha miel en España?

Muchísima. España batía un récord en 2017, importando más 31.000 toneladas de miel de otros países. Teniendo en cuenta que nuestro país produjo ese mismo año entre 28.000-30.000 toneladas, hablamos de que España importa la misma cantidad que produce. Y aunque es cierto que nuestro país exporta bastante cantidad, la jugada viene en que mucha de la que sale desde aquí, se mezcla con la que se ha importado de otros países, por lo tanto deja de ser miel de producción puramente española. El gran problema es que no todas las mieles españolas exportadas son de alta calidad, también hay mucha de pésima calidad.

Uno de los datos que he contado en la charla, para hacer reflexionar a los apicultores de que son ellos quienes tienen que hacerse cargo de la comercialización de sus productos, es que desde Valencia en 2017 han salido partidas de miel con destino Marruecos, con un precio medio de 1,67 euros el kilo, un precio bajísimo, muy por debajo del precio de producción medio en España. Eso, obviamente, no es miel, y está saliendo del País no sabemos bajo qué controles y en qué condiciones.

Sale de España, pero no es española entiendo

No lo sabemos. Puede ser que sea directamente extranjera, y lo que esté sucediendo es que se importe de China, Ucrania o Argentina, se envase con etiquetado español y se exporte, o que a lo mejor se está mezclando con las propias mieles de los productores españoles. Porque las mismas empresas que compran y envasan mieles españolas, son las mismas que están comprando mieles extranjeras. Por ello, lo que he contado en esta y otras charlas es que el mercado es un carajal, no sabemos muy bien lo que hacen con nuestras mieles, si las mezclan  o no.

¿Y cómo se controla esto?

Teóricamente, las autoridades sanitarias y competentes deberían hacerse cargo de todas estas cuestiones. Pero lo que sucede es que en un contexto de mercado global y de Organización Mundial del Comercio hay muchos controles que se están delegando, y ya no se hacen en España, sino en el país de origen con sus estándares. Lo que rige dentro de la OMC es la confianza mutua. Entonces, ahí salen perdiendo las naciones que tienen estándares de calidad y normas de producción más elevadas, como por ejemplo la Unión Europea.

Estamos en una situación de mucha vulnerabilidad, tanto productores como consumidores. Por eso, la orientación política que le intento dar a la charla es primero que tenemos que mimar el producto muchísimo y que a ojos de los consumidores merezca la pena pagar, y segundo que en la medida de lo posible los apicultores se hagan cargo de la comercialización del producto, en venta directa, en fórmulas de comercialización alternativas, en mercados y con venta a pequeñas tiendas.

¿Propones que todo lo hagan los apicultores?

No todo, pero si pueden, la mejor forma de resistencia frente al mercado global y sus envites es salirse de los circuitos tradicionales de comercialización. Yo se lo lanzo como idea, aunque todos me digan que es muy difícil.

Pero si un productor, por ejemplo zamorano, quiere que su miel llegue a venderse en grandes superficies y expandirse, con este método lo tiene complicado

Es que yo les digo que no sé si merece la pena estar en ese tipo de superficies cuando lo que produces es miel. Yo a los ganaderos de leche no les puedo hablar igual que a los de la miel, porque la leche es un producto diferente, que tiene que salir cada dos días de la explotación, que es de consumo habitual, pero la miel no. Es un producto que generalmente el consumidor aprecia, y que creo que si el sector es capaz de dar una orientación del producto un poco al margen de las estructuras habituales de compra, la cosa podría cambiar. Por lo que a mi no me queda más que animarles a que le peguen un portazo a las industrias y a la distribución.

Todo este problema de la globalización, ¿afecta también a Zamora?

Es diferente. En Zamora suele haber más pequeños productores, con explotaciones más pequeñas y estantes, aunque también los haya trashumantes y con grandes explotaciones. Pero podemos decir que es otro modelo de producción distinto. Y es verdad que en Zamora y en algunos puntos del territorio nacional se vende menos a granel y más al detalle, que es precisamente lo que yo creo que hay que hacer. Yo creo que a Zamora esta cuestión aunque no le afecte tanto, al final todo suma.

Hoy han venido a escucharte muchos apicultores zamoranos que se preguntarán ¿cómo me afecta a mi?

Al final las tendencias de precios en cuestiones que están muy globalizadas siguen líneas muy parecidas. Entonces, que Zamora a lo mejor está vendiendo la miel mejor que la media de todo el Estado, es posible, pero al final al tendencia le afecta, porque cuando a nivel mundial los precios suban o bajen, a ellos les va a ocurrir también.

¿Es por tanto el modelo de Zamora ese ideal que propones?

Es el modelo de resistencia, si. Aunque en este caso no se hayan hecho cargo de esa firma de trabajar, porque les viene dada por la zona en la que viven. Yo creo que están en unas circunstancias más o menos amables, con respecto a otros, pero a la que no han llegado porque hayan decidido apostar por este modelo.

Pero en Meliza hemos podido ver apicultores que tienen ya 400 colmenas en su explotación, todas en la misma localidad y que hacía una castra al año, la cual vendía de forma autónoma

Ese es el modelo me parece que tendría que predominar, es un buen ejemplo.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Meliza salta a las televisiones nacionales: Informativos Telecinco se desplaza a Zamora

¿Cómo atrapan los apicultores zamoranos los enjambres salvajes?

Esto es lo que Meliza, Feria Apícola Internacional de Zamora ofrece en IFEZA

Éxito del segundo día de actividad en Meliza, Feria Apícola Internacional de Zamora

No hay comentarios