Artur Nunes (Miranda): “Hasta ahora las Cumbres no servían para nada”

Dirigentes institucionales y políticos de ambos lados de la frontera (Trás-os-Montes y la Beira) y Castilla y León, Salamanca y Zamora, se posicionan ante la Cumbre Hispano-Lusa a celebrar en Valladolid el 21 de noviembre.

El presidente de la Câmara Municipal de Miranda do Douro, Artur Nunes./ FALCAO

Artur Nunes, presidente de la Comunidade Intermunicipal de Trás-os-Montes (CIM Trás-os-Montes) y presidente de la Câmara de Miranda do Douro, aprovecha las preguntas planteadas por NOTICIASCYL para reivindicar unas Cumbres Hispano-Lusas con participación de los agentes locales y regionales, más conocedores de los problemas transfronterizos.

1 – ¿Qué proyectos pondría encima de la mesa en la Cumbre Hispano-Lusa relacionados con Miranda do Douro, Trás-os-Montes y con España?

Creo, después de mucho estudio y observar sobre el terreno, que los principales proyectos que deberían tratarse en la Cumbre Hispano-Lusa pasan por la elaboración de un Plan de lucha contra la desertización en territorios de frontera. Un proyecto serio y preciso sobre las infraestructuras de unión transfronterizas. Como también medios de apoyo a las poblaciones en salud, educación y cultura. No se debería obviar la cooperación en materias de medio ambiente y alteraciones climáticas y, finalmente, crear una red de cooperación institucional entre ambos lados de la frontera.

 

2.- ¿Qué le parece la realización de estas cumbres?

Hasta ahora las Cumbres Ibéricas no servían más que para cumplir un calendario anual, leer un documento genérico y hacerse una fotografía. Hemos visto reuniones de pocas horas con almuerzo y llenas de buenas intenciones en la confección de un documento tan genérico, que todo cabe , pero nada se concretiza.

Una Cumbre debería tener una agenda con la participación de los actores locales y regionales, donde se deberían discutir propuestas concretas de colaboración y compromisos regionales y nacionales.

Una Cumbre debería durar, como mínimo, tres días de trabajo entre políticos y técnicos donde se pudiese revelar la importancia de la interlocución política local, regional y nacional.

Además, sería obligada por necesaria la elaboración de un plan de apoyo a las regiones transfronterizas con medidas de apoyo y acompañamiento concertado anualmente.

También se necesita confeccionar un calendario preciso de cooperación Ibérica, como una agenda para el desarrollo sostenible de la Península Ibérica.

No hay comentarios