Hernani Dias (Bragança): “Estas cumbres son meras declaraciones de intenciones”

Dirigentes institucionales y políticos de ambos lados de la frontera (Trás-os-Montes y la Beira) y Salamanca y Zamora, se posicionan ante la Cumbre Hispano-Lusa a celebrar en Valladolid el 21 de noviembre.

Hernani Dias, presidente de la Cámara Municipal de Braganza./ FALCAO

El presidente de la Câmara Municipal de Bragança, Hernani Dias, aprovecha para reivindicar las infraestructuras en transporte para desarrollar la región de Trás-os-Montes con las nuevas infraestucturas de comunicación europeas.

1 – ¿Qué proyectos pondría encima de la mesa en la Cumbre Hispano-Lusa relacionados con Bragança, su concejo y el Distrito,  relacionados con España?

Proyectos sobre todo relativos a la conectividad, especialmente a las infraestructuras estratégicas relacionadas con la Movilidad y Transporte, factores claves para la competitividad externa y la cohesión interna de Portugal y España.

Entendemos prioritaria la continuación de la ligazón del IP2 a la frontera (Puebla de Sanabria), correspondiente a los últimos 35 kilómetros de esta vía que recorre todo el Interior de Portugal, la conclusión del IC5 hasta España y la transformación del Aeródromo Municipal de Bragança en Aeropuerto Regional, la construcción de una línea ferroviaria entre Porto y Zamora (España), con conexión al AVE y a los puertos del norte de Portugal y de España, que englobe esta región. Estas conexiones permitirían asegurar un acceso rápido y eficaz a la Red Ferroviaria de Alta Velocidad (AVE), situada a 35 kilómetros de Bragança, garantizando una triple integración modal de la región (modo rodado, ferroviario y aéreo).

El refuerzo de las conexiones transfronterizas posibilitaría (rodado y ferroviario) asegurar en la región norte de Portugal una nuevo posicionamiento estratégico relevante, reforzando su papel como importante puerta de entrada y salida del país.

En este encuadramiento, la prolongación de la conexión por carretera Bragança-Puebla de Sanabria, en territorio español hasta León, posibilitaría la creación de un nuevo corredor internacional capaz de unir la ciudad de Porto al norte de Europa, a través de la frontera de Irún.

Este eje transfronterizo e internacional, más allá de estructurar el noroeste peninsular, serviría, también, para canalizar esencialmente el transporte de mercancías entre los principales puertos del norte atlántico (Leixões y Vigo)  y de la Costa Cantábrica (Gijón, Santander y Bilbao), estableciendo, también, a través de la autovía de Burgos, la conexión con Zaragoza y Barcelona, facilitando la conexión de la región a los principales corredores terrestres del norte de España y Francia.

La integración con las redes de transportes europeas (rodada, ferroviaria y aérea) es la opción de futuro que permitiría ayudar a la fijación de actividades económicas, apoyar el desarrollo de las industrias existentes, ejemplo de la Faurecia (empresa de componentes automovilísticos, la segunda empresa más exportadora de la Región Norte) y la captación de nuevas inversiones industriales, fundamentales para la sustentabilidad de esta amplia área territorial.

 

2.- ¿Qué le parece la realización de estas cumbres? ¿Sirven de algo concreto para los pueblos y habitantes de las zonas fronterizas?

Estas cumbres son importantes en el proceso de relaciones de los dos países, en el sentido de reforzar los lazos históricos que nos unen.

Desgraciadamente, a pesar de que últimamente se realizan en zonas de frontera, no se siente el impacto positivo en estas mismas zonas, pues las medidas que quedan escritas en las conclusiones de las cumbres no son puestas en práctica.

Parece que las cumbres sirven para cumplir un ritual, pero su eficacia es nula y destaco, esencialmente, lo que tiene que ver con los territorios de frontera.

Se impone que, en estas cumbres, se adopten decisiones y no definiciones de intenciones que nunca serán concretizadas.

Los territorios de frontera precisan que los gobernantes de los dos países miren para nosotros como territorios de oportunidades, que garantizan una gran contribución a los dos países, y no como un problema.

 

No hay comentarios