Los bomberos trabajan para extinguir un incendio en una nave de Mercaolid

El incendio se ha producido en una nave de 500 metros cuadrados perteneciente a una empresa cárnica

FuenteEuropa Press
Los Bomberos durante su actuación en Mercaolid (Foto: Bomberos de Valladolid)

Una nave de 500 metros cuadrados dedicada a la elaboración de productos precocinados ha resultado pasto de las llamas como consecuencia de un intenso incendio que comenzó a las 20.14 horas del martes y quedó extinguido a las 23.50 si bien los bomberos regresaron a la zona de los hechos en torno a las 02.30 horas para inspeccionar el lugar, según han confirmado los Bomberos a Europa Press.

En concreto, este fuego ha afectado a una “nave nido” de dos plantas de 250 metros cuadrados de superficie cada una ubicada en el número 24 de la Avenida Euro de Mercaolid y dedicada a la elaboración de productos precocinados donde había una caldera, compresores, cámaras frigoríficas y máximas de envasado de alimentos.

Los bomberos han confirmado que los daños materiales han sido “cuantiosos” y han explicado que tuvieron que retirar también seis botellas de propano que se estaban viendo involucradas en el incendio.

Según han relatado las mismas fuentes, la intervención se inició en torno a las 20.14 horas ante el aviso de un incendio en una nave ubicada en la Avenida del Euro, ubicada en el citado mercado, de la que salía humo “muy denso” a pulsaciones por debajo de la puerta, indicador del “peligro” de este siniestro.

Los bomberos optaron por forzar una puerta y por abrir una pared para acceder a la nave y sofocar las llamas para lo que se desplazaron en un primero momento y según el protocolo una autobomba y una autoescala junto a un vehículo nodriza al que se sumó otro más tarde.

Las mismas fuentes han confirmado que no ha habido que lamentar daños personales si bien han explicado que al principio había algunas personas intentando apagar las llamas con un extintor.

Compartir
Artículo anteriorUn debate de bolsas de caramelos
Artículo siguienteAsco y repugnancia…

No hay comentarios