Detenida por gastar 2.000 euros con la tarjeta de una excompañera

La Guardia Civil también investiga a un hombre como colaborador en el delito

FuenteEuropa Press
Imagen de una tarjeta de crédito. Fotografía: Europa Press.

La Guardia Civil de Valladolid, ha detenido a una mujer de 32 años, con iniciales M.B.G.S.J; e investiga a otro varón de 34 años, con iniciales R.B.H., ambos de nacionalidad española, por la comisión reiterada de estafas a través de Internet por valor de 2.000 euros.

La investigación se inició en noviembre de 2018, tras recibir denuncia de la víctima en el Puesto de la Guardia Civil de Boecillo, en la que relataba que autores desconocidos habían realizado compras por Internet, principalmente prendas, utilizando sus datos de filiación y de su tarjeta de crédito y realizaron varios cargos por un importe aproximado de 2.000 euros.

Se iniciaron las gestiones, en primer lugar, determinando las tiendas físicas y virtuales donde se realizaron las compras online a través de los justificantes bancarios. De este modo, se pudo verificar que los ahora detenida e investigado dieron de alta una línea de teléfono móvil expresamente para cometer el ilícito, utilizando los datos de filiación de la denunciante.

Igualmente, se averiguó que en alguna compra se utilizó la plataforma de pago ‘PayPal’ y que la misma fue dada de alta a nombre de la denunciante, creando una cuenta de correo electrónico vinculada a la misma con datos de filiación ficticios.

Fruto de las labores de investigación se averiguó que todos los productos eran entregados en la misma vivienda, sita en Valladolid capital, que se consignaba el mismo número de teléfono de contacto y que se utilizaba la misma dirección IP. Asimismo, de forma paralela, se realizaron gestiones en las empresas de transportes asiduos a entregar paquetes procedentes de compras de Internet, verificando que se hacían a nombre de la denunciante y se falsificaba su firma en la recogida de los efectos.

Esta vivienda de la capital estaba habitada por personas de nacionalidad búlgara, en un entorno social extremadamente vulnerable. Una de ellas manifestó que uno de uno de los inquilinos, el varón ahora investigado, le ofreció varias prendas y 20 euros en metálico si permitía recoger productos en su domicilio.

Finalmente, los agentes averiguaron que la detenida mencionada resultaba ser una excompañera de trabajo de la denunciante, quien admitió haber realizado una fotografía de DNI y de la tarjeta bancaria de su compañera.

No hay comentarios