Cuatro detenidos en Granada por robar en viviendas del alfoz de Valladolid

La Guardia Civil desmantela un grupo organizado de tres albaneses que tenían el apoyo de un ciudadano español y que realizaron al menos 18 robos en el alfoz de Valladolid, Granada, Jaén y Córdoba

En los tres meses que tenían como periodo legal de estancia en España, tres ciudadanos albaneses formaron un grupo organizado para perpetrar multitud de robos, al menos 18, en viviendas en diferentes puntos del territorio nacional. La Guardia Civil de Valladolid, dentro de la operación Dalmacia, ha logrado detener a estos tres presuntos ladrones además de a un ciudadano español que les había ayudado con cuestiones logísticas.

El jefe de la Comandancia de Valladolid, Javier Peña, ha desglosado la magnitud de esta operación, “destapada gracias a la colaboración ciudadana y al análisis de los numerosos datos reunidos durante la investigación de los nueve robos que afectaron al alfoz de Valladolid”, de los que se produjeron dos en Arroyo de la Encomienda, dos en Simancas, dos en Zaratán, uno en Herrera de Duero y dos más en la capital.

El grupo criminal tenía su punto de partida en Atarfe, localidad de la provincia de Granada, donde el ciudadano español que ha sido detenido les facilitaba una vivienda en alquiler para que fuera más difícil detectar su presencia en el país. Desde allí se desplazaban a diferentes puntos, a municipios próximos de las provincias de Jaén y Córdoba, pero también hasta Valladolid y, previsiblemente, a Santander, Lleida y Málaga, en una fase de la investigación que aún está en curso, tal y como ha precisado Peña.

“Entre el 17 y el 21 de febrero hubo varios robos en viviendas, concentrados en esos días, lo que nos hizo pensar que podía tratarse de un grupo organizado”, ha explicado Javier Peña, que ha recordado que “uno de los testimonios nos llevó hasta un coche de alquiler que se había realizado en Granada y estaba a nombre de un albanés y a partir de ahí la investigación se encauzó”.

Modo de actuación

Los ladrones se desplazaban hasta las viviendas por las tardes, aprovechando que estaban vacías, y se valían de sus capacidades físicas para acceder escalando vallas o muros, forzando alguna ventana o también utilizando la técnica del ‘resbalón’, forzando la cerradura con una radiografía. Dentro de los diferentes domicilios sustrajeron multitud de joyas, efectos de valor de todo tipo y dinero en metálico, del que la Guardia Civil ha recuperado 2.800 euros en el resgistro de la vivienda de Atarfe.

Peña también ha incicido en que el grupo de delincuentes “tenía un gran conocimiento de la metodología policial, por eso nos resultó curioso que cuando se realizaron las detenciones el día 8 de marzo no llevaban encima ninguna de las herramientas utilizadas para el robo, a pesar de que volvían de asaltar una vivienda en Jaén, y todo es porque escondían esos objetos en un monte cercano”.

La Guardia Civil continúa ahora para encontrar más de los objetos robados, ya que se sospecha que los pudieron enviar al extranjero, ya que uno de los detenidos viajó varias ocasiones desde Granada a Barcelona. “Hemos pedido información a varios países y estamos tratando de averiguar más sobre los detenidos, porque tampoco estamos seguros de que no estuvieran en España con documentación falsificada”, ha relatado Peña.

Los tres detenidos tienen edades entre los 35 y 45 años, mientras que el ciudadano español tiene numerosos antecedentes policiales por detenciones anteriores.

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, ha destacado la importancia de esta operación, “porque la Guardia Civil de Valladolid ha sido capaz de desmantelar una banda organizada que operaba en toda España, por eso es una operación para estar muy orgullosos del trabajo de los agentes”.

No hay comentarios