Estafaban por internet con un curioso método en Valladolid

Accedían a las claves bancarias de sus víctimas.

Imagen: Europa Press

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo presuntamente dedicado a realizar estafas a través de internet en toda España accediendo a las claves bancarias de sus víctimas.

La operación, denominada ‘Picota’, comenzó a raíz de una denuncia interpuesta en el puesto de la Guardia Civil de la localidad navarra de Peralta, en la que la víctima exponía que le habían realizado ocho movimientos bancarios no autorizados por importe de 500 euros cada uno, siendo la cantidad total estafa de 4.000 euros.

Los autores de los hechos han estafado una cantidad superior a los 40.000 euros en provincias como Valladolid. También en otras dos de nuestra Comunidad como León o Soria y en otras de la geografía española como Sevilla, Madrid, Cádiz, Granda, Murcia, Las Palmas, Navarra, Valencia, Alicante, Baleares, Jaén, Málaga, Barcelona y Girona.

Iniciadas las pesquisas por parte de la Policía judicial de la Guardia Civil, se detectó que para acceder a ese dinero se había utilizado un método conocido como ‘phishing’, que consiste en que los autores envían un correo electrónico a la persona perjudicada, en este caso simulando ser su entidad bancaria, solicitando su usuario y contraseña, informando que si no las introduce en el enlace que aparece se le bloqueará la cuenta corriente.

Una vez obtenidas las claves, los autores accedían a la cuenta corriente de la víctima y extraían el dinero a través de una aplicación de pagos móvil a móvil (aplicación con la que trabajan varias entidades bancarias), variando la cantidad extraída entre 100 y 4.000 euros.

Analizadas diversas informaciones y documentación, los investigadores llegaron a la sospecha de que podría haber más víctimas en todo el territorio nacional, llegando a localizar a un total de 33 víctimas en numerosas provincias españolas.

Para llevar a cabo la estafa, los autores se valían de diferentes cuentas de correo electrónico (se han detectado 15 en total), asociadas a un proveedor de dichos correos con sede en EEUU.

Tras recabar toda la información y una vez analizada, se pudo localizar a los presuntos participantes en estas estafas, siendo un total de 13 personas (seis en Cádiz, tres en Murcia y dos en Madrid y Alicante), de nacionalidades española, marroquí, francesa y búlgara.

Sistema Mula-phishing

Según ha explicado la Guardia Civil, el intermediario o “mula” es una de las piezas fundamentales de este tipo de estafas. Normalmente, este tipo de personas son reclutadas a través de la red, en ocasiones bajo un aparente contrato de trabajo legal realizado por parte de las organizaciones, y en el que el “trabajo” de estas mulas consiste en poner a disposición de la organización sus cuentas bancarias para que ingresen diversas cantidades de dinero que han estafado a través de Internet mediante diferentes métodos.

Posteriormente, estas mulas deben reenviar a estos grupos criminales esas cantidades de dinero que ellos han recibido, a las que deben descontar la comisión que figura en los falsos contratos y que ronda entre el 10% y el 20% del dinero ingresado.

En muchas de las ocasiones, estas mulas son a su vez víctimas de engaño, ya que no tienen conocimiento de la verdadera actividad de las supuestas empresas, siendo cómplices de esta actividad delictiva al enviar estas cantidades de dinero estafado a países extranjeros a través de empresas de transferencia monetaria, envíos que se realizan a nombre de terceras personas que bajo identidades falsas dificultan su identificación.

Con esta operación, en la que han participado varias unidades de la Guardia Civil, se han logrado esclarecer un total de 33 delitos de estafas cometidos en varias provincias, además de una denuncia registrada en la Policía de Alemania, ascendiendo el total de lo estafado a más de 40.000 euros.

Las provincias afectadas son Sevilla (Santiponce, Utrera, Alcalá del Río), Madrid (Buitrago de Lozoya, Ciudad Lineal, Fuenlabrada), Cádiz (Los Barrios, Chiclana, Jerez), Soria (Ólvega), Granada (La Zubia, (2) Macarena, Granada capital), Murcia (Cieza), Las Palmas (Vecindario), Navarra (Peralta), Valencia (Tavernes, Carcaixent, Paterna), Alicante (Torrevieja, 2), Baleares (Campos), Jaén capital, Valladolid capital, Málaga capital (3), León (Ponferrrada), Barcelona (Granollers), y Girona (Lloret de Mar, Sant Feliu de Guixols).

Los presuntos autores han sido acusados de un delito de estafa continuada, usurpación de estado civil y pertenencia a crupo criminal organizado.

Consejos ante posibles estafas por Internet

La Guardia Civil recomienda para prevenir estas estafas no facilitar nunca el número secreto de la tarjeta, no tomar ninguna decisión precipitada y pedir una segunda opinión a un familiar o conocido en caso de duda, no ofrecer los datos bancarios por la red y no fiarse de las notificaciones del banco en internet.

También se aconseja no instalar aplicaciones dedicadas a intercambio de archivos si no se conoce completamente su funcionamiento, no abrir los mensajes ni archivos adjuntos de remitentes desconocidos, y no abrir los mensajes cuyo asunto contenga datos extraños.

No se debe responder a aquellos mensajes que soliciten información personal (como nombres de usuario y contraseñas, números de la seguridad social, números de cuenta o tarjeta de crédito), ni hacer clic en los enlaces que aparecen en las ventanas emergentes que no se hayan solicitado, y cuando se navegue por internet no se debe facilitar la dirección de correo o información personal a las páginas web sospechosas se lo soliciten.

Finalmente, se recomienda realizar análisis del equipo con frecuencia, llamar a la Guardia Civil o la Policía Nacional cuanto antes, tratando de dar toda la información posible respecto al suceso, preparar toda la documentación que pueda ser útil y formular denuncia.

No hay comentarios