Confirmada la pena a uno de los narcos búlgaros de ‘Operación Queen’

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha mantenido la condena de un año y seis meses de cárcel

FuenteEuropa Press

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha ratificado la condena de un año y medio de prisión impuesta al ciudadano de origen búlgaro I.P.P. por delito de tráfico de drogas por el que también fueron condenados a distintas penas otros tres ciudadanos de la misma nacionalidad que fueron detenidos en la ‘Operación Queen’, en febrero de 2018, en posesión de diez kilos de speed, cuatro y medio de hachís y 11.000 euros en efectivo.

El fallo de la Sala de lo Civil y Penal del Alto Tribunal castellanoleonés, con sede en Burgos, desestima así el recurso interpuesto por el citado condenado, único de los cuatro que había apelado la sentencia condenatoria dictada por la Audiencia de Valladolid, según informaron a Europa Press fuentes del TSJCyL.

El tribunal vallisoletano, en sentencia dictada en noviembre de 2018, había condenado al matrimonio búlgaro compuesto por L.L.Z. y T.V.Z, con su conformidad, a seis años y un día y cuatro años de cárcel, respectivamente, el primero como autor y la segunda como cómplice, junto con el pago de sendas multas de 500.000 euros, mientras que otra de las procesadas, L.V.A, fue condenada a tres años de privación de libertad y multa de 12.330 euros.

En el transcurso de dos registros, los agentes del Grupo Octavo de la Policía Nacional de Valladolid, especializado en el tráfico de drogas al menudeo, se incautaron diez kilos de speed, cuatro y medio de hachís, 5 kilos de sustancia de corte, 11.000 euros y varios teléfonos móviles.

Además, en un domicilio ubicado en Bailarín Vicente Escudero, utilizado a modo de ‘caleta’ para el almacenamiento de las sustancias, se desmanteló un completo laboratorio de adulteración y envasado de speed, que, posteriormente, se vendía al menudeo en la calle Pólvora en bolsas de cinco, 50 ó 100 gramos.

El valor total de las sustancias intervenidas en el mercado ilícito, una vez adulterada con la sustancias de corte intervenidas, fue cifrado en más de medio millón de euros, correspondientes a cerca de 80.000 dosis de speed.

Operación

La operación arrancó en noviembre de 2017 después de que la unidad policial recibiera informaciones acerca de una pareja que presuntamente se estaba dedicando a la venta de estupefacientes en los alrededores de la calle Pólvora.

Los agentes comenzaron a investigar y comprobaron cómo al lugar acudían clientes habituales de los locales nocturnos de la ciudad con numerosos antecedentes.

La investigación fue compleja debido a las numerosas medidas de seguridad adoptadas por el matrimonio que se dedicaba a la venta del menudeo para detectar cualquier presencia policial. Los presuntos traficantes disponía de un piso de «seguridad» en Bailarín Vicente Escudero donde almacenaban y manipulaban el speed. Además, utilizaban enlaces para llevar la droga del citado inmueble al de la calle Pólvora.

La mercancía, tal y como explicaron en su momento fuentes policiales, se distribuía en locales de ocio de la ciudad y la provincia a través de diversos traficantes que se abastecían en el domicilio del matrimonio para proceder, después, a su venta al menudeo.

Ingresan en prisión tres de los cuatro traficantes detenidos

El posible castigo para cuatro búlgaros con 10 kilos de speed

La ‘caleta’ de la droga se cobra varios damnificados

La arrendadora de la ‘caleta’ de droga, tres años de cárcel

No hay comentarios