Fin a la pesadilla de dos vallisoletanos en Varsovia

El avión de Ryanair que debía traerlos de vuelta a España lleva más de 24 horas de retraso

FuenteEuropa Press
loading...

La cerca de doscientas personas, entre ellas al menos dos vallisoletanos, que llevaban casi 24 horas de espera en el aeropuerto polaco de Modlin, en Varsovia, para poder subir al avión que les traiga de regreso a España, han embarcado finalmente a las 11.30 horas para emprender el vuelo.

El retraso había generado un profundo malestar entre los afectados ya que alegaba «falta de información» y muy «poco tacto» por parte de la aerolínea irlandesa Ryanair.

La odisea del pasaje, con el vuelo de regreso a España estaba fijado para las 12.00 horas de este domingo, se inició cuando poco antes de embarcar fue informado de que había problemas técnicos y hasta las 18.00 horas no conocieron que quizá el avión no partiría hasta las 20.00 horas.

Finalmente, los turistas, entre ellos el cineasta Pedro del Río, quien junto a un amigo había acudido a Varsovia a un festival de cortometrajes donde el suyo, ‘Cerraduras’, se encontraba nominado, embarcaron a las 21.00 horas y una vez en el avión fueron obligados a bajar y a regresar a la terminal del aeropuerto.

Ante la incertidumbre de la hora de salida final, la compañía comunicó que iba a trasladar al pasaje a un hotel a las doce de la noche, a la espera de disponer de una nueva hora de salida.

Caos en el hotel 

«Llegamos al hotel a las 00.30 horas de este lunes y los que tuvimos más suerte subimos a la habitación a las 01.30 horas, ya que había una persona sola en recepción haciendo el ‘check-ing’ para doscientas personas, mientras que otros no lo hicieron hasta las 02.30 ó 03.00 de la madrugada», se queja Del Río, sobre todo porque a las cinco de la mañana tenían que estar en la puerta del hotel para subir al autobús ya que el avión saldría, según las previsiones de la compañía, a las 08.45 horas de este lunes.

El vallisoletano, en declaraciones a Europa Press, también lamenta que cuando se encontraban ya en el hotel Ryanair les informó de que el vuelo se retrasaría a las 11.30 horas y, pese a ello, mantuvo invariable la obligación de subir a las 05.00 horas al autobús para regresar a la terminal del aeropuerto.

«¡La dejadez es absoluta, hay quien tan sólo ha podido descansar un par de horas!», sostiene enojado Del Río, quien recuerda que entre el pasaje, la mayoría españoles, hay personas mayores y niños. «La gente está muy enfadada y está llamando a la Embajada», añade el cineasta vallisoletano.

Los doscientos pasajeros que aguardaban en el aeropuerto polaco vuelan ya, finalmente, rumbo a España con veinticuatro horas de retraso.

No hay comentarios

Dejar respuesta