Igea no recuerda amenazar con «reventarle la cabeza» a un compañero de Ciudadanos

El vicepresidente de la Junta declara en el Juzgado y reconoce que sus palabras fueron "muy duras". Borja Collantes afirma que el entonces candidato en las primarias de Ciudadanos le dijo "la próxima vez que hables de mi familia te reviento la cabeza"

FuenteIsaac Barrientos
loading...

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha declarado este lunes en el Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid como acusado de amenazar a un compañero de Ciudadanos, Borja Collantes, el pasado 8 de marzo. Igea ha asegurado en su declaración ante la jueza que no recuerda ninguna amenaza en concreto, aunque si ha reconocido que tuvo palabras «muy duras» hacia Collantes. Por su parte, el denunciante ha afirmado que Igea «me puso el dedo índice entre las cejas y me dijo: la próxima vez que hables de mi familia te reviento la cabeza».

Igea se ha convertido de esta manera en el primer integrante del Gobierno autonómico que ocupa el banquillo de los acusados. El consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior ha llegado al Juzgado acompañado por su esposa y por integrantes de la Junta como el gerente del Sacyl, Manuel Mitadiel, el director general de Ordenación del Territorio, Antonio Calonge, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, o la procuradora Marta Sanz, entre otros miembros de Ciudadanos.

El 8 de marzo de 2019, cuando las primarias de Ciudadanos entre el propio Igea y Silvia Clemente para decidir el candidato a la Junta de Castilla y León llegaban a la fase de votación, el ahora vicepresidente del Ejecutivo autonómico llegó a la plaza de la Rinconada, detrás del Ayuntamiento, procedente del Patio Herreriano, tal y como han recordado tanto el acusado como el denunciante. «Se habían puesto tuits que hablaban mal de mi familia, me dirigí a él (Borja Collantes) muy enfadado, le dije que no iba a tolerar que esto pasara de ninguna manera ni que hicieran trampas; hablamos un buen rato, me dijo que él no había puesto esos mensajes y le creí», ha relatado Igea.

Sin embargo, Collantes ha declarado que la situación fue más tensa. «Estaba con Mario Pulido hablando, porque manteníamos un contacto estrecho al llevar las redes sociales él del partido en el Ayuntamiento y yo a nivel provincial, nos vio Paco, cruzó la calle, no nos saludó, me puso el dedo índice entre mis cejas y me dijo la próxima vez que hables de mi familia te reviento la cabeza».

Preguntado por estas palabras en concreto, Igea ha asegurado que no recuerda literalmente lo que dijo, pero sí ha reconocido que tuvo palabras «muy duras» hacia Collantes y que llegó a decir «dejad a mi familia de una puta vez; si seguís por este camino nos vamos a ver obligados a decir algunas cosas que están pasando». El vicepresidente de la Junta ha argumentado que «nadie se siente amenazado si luego se queda hablando con esa persona».

Por su parte, el único testigo que ha declarado en el juicio, Mario Pulido, ha recordado que vió a Igea «muy nervioso» y que dijo a Collantes que «si volvía a meterse con su familia le reventaba la cabeza, Borja le juró por su hija que no tenía nada que ver, pero Paco insistió y, después, le dijo que él no podía decidir con quien estaba su hermana pero Silvia si con quien estaba ella».

Apoyo a Silvia Clemente

Collantes ha reconocido que había mostrado en sus redes sociales su apoyo a la candidatura de Silvia Clemente «porque era la candidata oficial que había marcado el partido a nivel nacional», pero ha negado que se encargara de la gestión ni de ninguna labor del equipo de comunicación de la entonces aspirante de la formación naranja. El denunciante ha sido preguntado por la defensa por su relación con algunos perfiles falsos de redes sociales, especialmente ‘palmero valladolid’, desde el que se lanzaron mensajes de ataque hacia Igea. Collantes se ha desmarcado de dichas cuentas y ha recordado que puso «a disposición del partido tanto mi teléfono móvil como mi ordenador y todos los dispositivos para que se comprobara que yo no había publicado esos mensajes».

Borja Collantes ha añadido que tras asegurar a Igea en un primer momento que no había sido él quién había hablado de su familia en redes sociales, «le juré por mi hija que no tenía nada que ver, pero me volvió a amenazar y me dijo que si volvía a salir algo de su familia acababa con el partido porque tenía documentos que iba a enseñar».

Las alusiones a la situación política interna del partido y el recordatorio a los mensajes publicados en Twitter que derivaron en la situación del 8 de marzo han sido desestimados por la jueza, que ha insistido en centrar las declaraciones exclusivamente en si hubo o no amenazas.

La abogada de la acusación particular, Helena Pascual, ha insistido en que «el denunciado ha reconocido los hechos, realizó hasta tres amenazas». Pascual ha recalcado que «se ha querido politizar el asunto cuando lo que hubo fue una discusión personal» y ha incidido en que el denunciante «en ningún momento quiso perjudicar al acusado políticamente, porque podría haber filtrado la denuncia el día 8 o el 11, en plenas elecciones en mayo, pero esto ha salido cuando Igea lo ha difundido en septiembre».

Por ello, la acusación pide una condena por delito leve de amenazas con una multa de 1.800 euros más el pago de las costas del proceso.

El abogado defensor de Igea, Carlos Castro, ha pedido la absolución «porque no es un delito de amenazas, no era creíble que le fuera a reventar la cabeza; si se tomaran en serio la amenaza pedirían una condena por delito grave». Castro ha justificado que Igea no recuerde lo que dijo textualmente, «porque si dice que no lo recuerda es por el enfado del momento».

 

No hay comentarios

Dejar respuesta