Dos detenidos, un brillante trabajo y un premio merecido

Charlamos con J.C., vigilante de seguridad que el pasado 26 de septiembre recibió la Mención Honorífica, Categoría B, de la Guardia Civil, por una labor impecable que ayudó a detener a dos individuos que se dedicaron, en una mañana, a sustraer varios objetos de tres establecimientos de Valladolid

FuenteAlvar Salvador
loading...

En la vida hay héroes de a pie. De esos que están en la calle, con los que te cruzas a diario sin apenas darte cuenta. J.C. es un claro ejemplo de ello. También de dedicación, de amor por su trabajo y de compromiso para actuar con valentía sin importarle las consecuencias que, en ocasiones, le han provocado más de un disgusto en forma de agresión recibida.

Este vigilante de seguridad de Bricomart recibió el pasado 26 de septiembre la Mención Honorífica, Categoría B, de la Guardia Civil, tras ayudar a la detención de dos individuos que se dieron un festín sustrayendo diversos objetos valorados en varios miles de euros por tres establecimientos de Valladolid.

Pregunta. ¿Cómo llega a convertirse en vigilante de seguridad y cuándo?

Respuesta. Tomé la decisión de formarme como vigilante de seguridad cuando estaba trabajando en un almacén de hostelería en Valladolid. Había pasado por varios gremios y la verdad que era un sector un poco desconocido para mí. Tenía algún conocido que me hablaba de su trabajo y me llamaba la atención. Tras esto, me apunté a la academia y aquí estoy.

P. ¿Cuántos años lleva trabajando en ello?

R. Llevo casi 15 años en el mundo de la seguridad.

P. ¿Qué formación tiene?

R. Mi formación es básicamente la relacionada con la seguridad privada. Tengo la habilitación para realizar funciones de escolta privada como vigilante de explosivos. Además he realizado formación específica para distintos tipos de servicios dentro del gremio y soy experto en defensa personal y técnicas de detención policial. También cinturón negro primer Dan. La mejor formación es la experiencia profesional.

P. De todas las intervenciones que ha realizado, seguro que la que arrancó con una denuncia en la comisaria de Parquesol no se le va a olvidar.

R. Por suerte o por desgracia he tenido muchas intervenciones y más de una se me ha complicado mucho más que ésta. Si que es cierto que no se me va olvidar ya que por ello se ha reconocido el trabajo realizado.

P. ¿Qué ocurrió?

Los detenidos robaron objetos en Bricomart, Leroy Merlin y Decathlon por un valor cercano a los 3.000 euros 

R. Dos hombres habían sustraído, unos meses antes (el 10 de abril), un material del almacén en el Bricomart del Polígono San Cristóbal, exactamente maquinaria valorada en más de 400€, y no se les interceptó ese día. Se revisaron las imágenes y localicé el momento en el que se realizó la sustraccion. Guardé esas imágenes como herramienta de trabajo, como hago siempre, para estudiarlas.

A los pocos meses (el 5 de junio), los dos mismos hombres entraron en el establecimiento, estando yo de servicio, e inmediatamente me di cuenta de eran ellos y estaban ahí. Tenía su imagen grabada y no dudé en ningún momento que se trataba de ellos. Uno realizaba control sobre mí e informaba al otro que  se encontraba en el interior ocultando numerosos objetos entre su ropa. Avisé a la Policía Nacional. Les informé de lo que estaba pasando y que necesitaba su apoyo lo más rápido posible. Tenía en mente detenerlos al salir, y la experiencia me decía que eran profesionales y que podían darme serios problemas.

Cuando la Policía me informó de que estaba fuera, justo, uno de ellos intentó marcharse por la salida, sin compra. En ese momento intervine y detuve su salida al exterior del almacén dando aviso a los agentes para que entrasen a apoyarme.

Con el otro individuo, a su salida, realizamos la misma operación. Hicimos el procedimiento habitual y encontramos material entre su ropa. Llevaban una gran cantidad de objetos, aparatos electrónicos, herramientas, etc.

Registramos el vehículo en el que habían llegado, que era el mismo con el que se habían presentado la vez anterior. En el coche encontramos material de Leroy Merlin y también de Decathlon, de las tiendas de Valladolid, además de lo de Bricomart, todo ello valorado en casi 3.000 euros. El coche era de alta gama y no tenía ningún tipo de documentación.

P. Estos individuos tenían una orden de busca y captura por la Guardia Civil en País Vasco.

R. Así es. Se trataba de dos individuos de origen rumano.

P. Concréteme que objetos robaron con más precisión.

R. En Bricomart robaron maletines de herramientas que son bastante caros y, sobre todo, material eléctrico y de fontanería. En Leroy Merlin era todo cerraduras eléctricas, también bastante caras. Del Decathlon, ropa deportiva y playeras de marca.

P. Por esta actuación fue condecorado el pasado 26 de septiembre con una mención honorífica de la Guardia Civil. ¿Qué significado tiene?

«Ha sido reconocido mi trabajo y me siento muy realizado» 

R. Ha sido reconocido mi trabajo y me siento muy realizado. Es la cuarta mención honorífica que recibo como vigilante de seguridad, tres por parte de la Policía Nacional y esta, que es la primera de la Guardia Civil. Estoy en constante colaboración con ellos y he tenido muchas intervenciones de este calibre. Incluso siendo agredido en alguna ocasión.

P. Es usted un enamorado de su trabajo.

R. Me gusta lo que hago y creo que se nota. El día de mañana me encantaría poder enseñar y dar formación cualificada para este tipo de funciones. Reconozco que no es fácil desarrollar este trabajo, orientar y trasmitir esta experiencia. Creo que vendría muy bien a futuros compañeros.

P. ¿Cree que el sector de los vigilantes de seguridad está poco reconocido y valorado?

R. Creo que mucha gente no sabe lo que somos, cuáles son nuestras funciones y obligaciones y hasta donde podemos o no llegar. Nos exponemos todos los días a cualquier cosa que pueda pasar. A detenciones, enfrentamientos, insultos, amenazas… podríamos decir que nuestro trabajo no es muy atractivo.

P. ¿Qué opina de la Ley de Seguridad Privada? ¿Qué cambios introduciría?

«No disponemos de medios físicos para nuestra protección»

R. Este sector necesita tener el reconocimiento de Agentes de la Autoridad y tener protección jurídica. Es muy importante que ningún vigilante realice servicio solo, sin compañía, por su protección personal. En muchos sitios estamos solos enfrentándonos a bandas organizadas y personas no muy amables que arremeten contra nuestra integridad física. No disponemos de medios físicos para nuestra protección ya que las empresas no facilitan nada más que lo obligatorio. Al final, si queremos protegernos, tenemos que rascarnos el bolsillo.

El intrusismo también es un problema que está perjudicando al sector y que debería ser castigado más severamente por parte de la Policía Nacional. Hay numerosas empresas que contratan personal no habilitado por el Ministerio del Interior para realizar las funciones que exclusivamente son de vigilantes de seguridad, lo que conlleva una mala calidad y autodestrucción del sector.

P. ¿Cómo ve el futuro?

R. Lo veo muy negro. Desde dentro no se ve interés por dignificar el sector. Hace falta realizar algunos cambios urgentemente.

Para acabar, querría seguir animando a los compañeros a que continúen con su labor diaria dando el cien por cien de lo que tienen y que no se rindan. Me gustaría hacer una mención y dar las gracias a todos los compañeros con los que he cumplido servicio ya que de todos he aprendido un poco. También, resaltar la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado por velar por la seguridad de los ciudadanos. Es una labor difícil y peligrosa. Acordarme también y dar las gracias al maestro Chema, gran formador de seguridad y técnicas de detención en Zaratán.

No hay comentarios

Dejar respuesta