Valladolid se suma a la Red de Destinos Turísticos Inteligentes

La asociación, impulsada por la Secretaría de Estado de Turismo y Segittur, apuesta por la innovación y la tecnología para revalorizar el territorio a través de su modelo turístico

FuenteRedacción

Valladolid ha ingresado en la Red de Destinos Turísticos Inteligentes (RDTI), coordinada por la Secretaría de Estado de Turismo y Segittur para la conversión de los territorios en destinos inteligentes, basados en la innovación, la aplicación de tecnología de vanguardia y el desarrollo de un modelo turístico accesible, sostenible y respetuoso con el visitante y el residente.

La comisión ejecutiva de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes, presidida por la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, ha aprobado la entrada de Valladolid en la asociación.

Junto a Valladolid, la reciente reunión ejecutiva ha dado paso a la incorporación de otros dieciocho destinos: los ayuntamientos de Alcobendas, Benicàssim, Bilbao, Cáceres, Calpe, Castro Urdiales, Finestrat, Las Palmas de Gran Canaria, Ronda, Santa Susanna, Sevilla, Valladolid, Vilagarcía de Arousa, Villena, Vinarós; el Cabildo de El Hierro, el Consejo Comarcal de El Bierzo, el Conselh Generau d’Arán y la Diputación de Granada.

Red de Destinos Turísticos Inteligentes

Coordinada por la Secretaría de Estado de Turismo y Segittur (la Sociedad Mercantil Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas), la RDTI se constituyó el pasado mes de febrero como un proyecto pionero a nivel internacional.

La Asociación nace con el objetivo de convertir los territorios que apuestan por el desarrollo del modelo turístico en destinos inteligentes; es decir, basados en la innovación, la infraestructura tecnológica de vanguardia, la sostenibilidad de sus proyectos, la accesibilidad, la calidad del servicio para el visitante y la mejora en la calidad de vida del residente.

Entre los beneficios inherentes a la transformación en un Destino Turístico Inteligente destaca su revalorización, que lleva a mejoras en la competitividad, la eficiencia de los procesos ligados al turismo y en el desarrollo sostenible desde un punto de vista medio ambiental, económico y socio cultural. Como resultado, además de permitir una experiencia turística de calidad, se promueve la calidad de vida de los residentes y la dinamización económica del territorio.

No hay comentarios

Dejar respuesta