Expobiomasa | Los productores de pellet se comprometen con la defensa de la libre competencia del mercado

FuenteRedacción
loading...

La Asociación Española de Empresas Productoras de Pellets de Madera (Apropellets), que ha celebrado su asamblea general anual en Valladolid coincidiendo con la feria internacional Expobiomasa, ha aprobado la implantación de un código de buenas prácticas que compromete a los asociados con la defensa del libre mercado del pellet en España, así como con la fabricación de un producto de calidad.

Conscientes de que el crecimiento del mercado del pellet de madera en España puede elevar el riesgo de actuaciones anticompetitivas, Apropellets ha querido instaurar una política preventiva, con el fin de garantizar la libre competencia entre los asociados, que representan más del 70% del sector (y el 80% de la producción del pellet certificado).

El código de buenas prácticas aprobado por la asamblea establece medidas para reducir los riesgos de incumplimiento del derecho de la competencia y acciones para detectar con rapidez las posibles conductas restrictivas de la competencia.

Apropellets se compromete a supervisar que ningún acuerdo o actuación tenga efectos potencialmente restrictivos sobre la competencia y a analizar aquellas actuaciones que puedan tener resultados no deseados fuera o dentro de la asociación.

Entre ellas, por ejemplo, el establecimiento de precios u otras condiciones comerciales de forma directa o indirecta, limitar o controlar la producción, distribución, el desarrollo técnico o inversiones, repartir el mercado de productos o de materias primas o colocar a competidores en situación de desventaja mediante el establecimiento de condiciones desiguales en las relaciones comerciales.

Sobre Apropellets 

La Asociación Española de Empresas Productoras de Pellets de Madera (APROPELLETS) está constituida por las principales empresas de fabricación de pellet de España. Se creó en el año 2008 para dar a conocer las ventajas económicas y ambientales del pellet, así como para definir las normas y garantías de calidad que regulen su fabricación y para desarrollar prácticas de apoyo a las empresas asociadas. Asimismo, la asociación se abre a nuevas incorporaciones de fabricantes de diversos tamaños, con lo que se constituye en el interlocutor adecuado.

La asociación aglutina 18 plantas de producción de biomasa, con una fabricación que supera las 500.000 toneladas de pellets al año, de una capacidad teórica instalada que asciende casi a 1,500.000 toneladas. Unas cifras que representan más del 80% de la capacidad de producción del pellet certificado en España en el último ejercicio y entre los que figuran, además, los grandes productores del Estado. Un tejido asociativo que se reparte por todo el territorio español con la intención de fortalecer la alternativa del pellet, como uno de los biocombustibles con mayor solvencia.

La directiva de Apropellets no solo quiere mantener el objetivo primordial de promover el uso de los pellets certificados como biocombustible, presente desde su creación en 2008, sino que además considera necesaria la investigación sobre producción, logística, distribución y posibilidades en el mercado energético, en sustitución de combustibles fósiles; el fomento de la cooperación y la colaboración entre sus asociados; y la actuación como interlocutor en las relaciones laborales, contribuyendo en paralelo con los sindicatos a la defensa y promoción de un “nicho” de empleo fundamental en un futuro próximo y en el presente que ya vivimos… no sólo en la creación de nuevos empleos, también en las grandes instalaciones térmicas que, antes abocadas al cierre, adquieren una nueva vida con el cambio de combustible como ya ocurre en varios países de centro y norte de Europa.

No hay comentarios

Dejar respuesta