Un comienzo de curso optimista y esperanzador para la UVA

Comienza el curso comprometida con la igualdad y la despoblación

FuenteEuropa Press
Inauguración del curso (Foto: Universidad de Valladolid)

La Universidad de Valladolid (UVA) ha inaugurado este viernes el curso académico 2019-2020 con optimismo por el incremento de matrículas de nuevo ingreso que permite invertir la tendencia negativa de los últimos años, así como comprometida con la igualdad y el problema de la despoblación.

Instantes antes de participar en el acto solemne que se ha celebrado, un ejercicio más, en el Paraninfo del edificio histórico de la institución, el rector de la UVA, Antonio Largo Cabrerizo, ha subrayado el incremento «notable» de matrículas de nuevo ingreso en los cuatro campus que el Alma Máter tiene en Valladolid, Segovia, Soria y Palencia, lo que supone un cambio «significativo» a nivel cualitativo, con un incremento global de sólo el 3,5 por ciento.

En cuanto a los alumnos extranjeros que se formarán en la UVA este curso, el rector ha recordado que los datos aún no son definitivos, pero que los provisionales relativos al primer cuatrimestre arrojan «buenas expectativas», cifras que suponen, a su juicio, que a nivel internacional la universidad vallisoletana es percibida como «atractiva».

Por lo que se refiere a los retos del nuevo curso, ha emplazado a «atender adecuadamente a los alumnos» con una oferta «adaptada a sus necesidades», para lo que ha reiterado la importancia de «fortalecer y rejuvenecer las plantillas», tanto de profesores como del resto del personal, sobre lo cual ha abogado por una «retribución justa» para «atraer el mejor talento».

Antonio Largo ha deseado un curso «fructífero» a toda la comunidad universitaria, especialmente a los alumnos, un periodo académico en el que espera que el Alma Máter sea «útil a la sociedad».

En su discurso posterior, con el que ha clausurado el acto solemne, Largo Cabrerizo ha subrayado el compromiso de la UVA con la igualdad «en sentido amplio», protegiendo a las personas que, por poseer rasgos diferenciadores de la mayoría «sufren situaciones de rechazo que les ocasionan un sufrimiento incalculable y pueden condicionar su vida futura».

El rector ha mostrado su repulsa ante expresiones de violencia de género y de discriminaciones homófobas, al hilo de lo cual ha apoyado a aquellas personas que solicitan un cambio de nombre «porque no se identifican con el género que se les ha asignado», tras lo que ha recordado las ayudas económicas que la Universidad ofrece a personas desfavorecidas, el apoyo a aquellas con necesidades especiales o a inmigrantes para «lograr su inserción» tanto en la sociedad como en la institución académica.

Lección inaugural

Tras la lectura de la Memoria del Curso 2018/2019, el catedrático de Prehistoria Germán Delibes de Castro, que ha alcanzado la edad de jubilación y pasará a convertirse en profesor emérito, ha sido el encargado de pronunciar la lección inaugural ‘Homo Venator. La caza en la prehistoria’, en la que ha invitado a reflexionar sobre el papel de la actividad cinegética en el devenir histórico y sobre su influencia en el desarrollo físico y cultural de los humanos.

A continuación, el doctor y catedrático de Derecho Mercantil Jesús Quijano ha recibido el Premio Consejo Social de la UVA 2019 en reconocimiento a su dilatada trayectoria en el seno de la institución académica, a la que lleva vinculado desde hace más de 40 años.

Antes de la clausura, la consejera de Educación ha subrayado el «futuro prometedor» de la UVA, que se suma a su «gran historia y su sólido presente» y ha recordado su paso por la misma como estudiante.

Rocío Lucas ha destacado que, por primera vez, la UVA ha logrado introducirse en el «selecto grupo» de las mil mejores universidades del mundo y entre las 300 mejores en materias como Ciencias de la Atmósfera o Ciencia y Tecnología de los Alimentos.

La consejera ha prometido trabajar en la financiación y necesidades de personal, así como apoyar la internacionalización, la digitalización y la investigación, así como la progresiva reducción de las tasas o la defensa de una EBAU única, el refuerzo del sistema de becas o la negociación de un nuevo mapa de titulaciones.

Para convertir estas pretensiones en realidades, ha anunciado una «fuerte inversión» a la investigación de más de 36,5 millones de euros frente a los 23,5 del curso pasado.

No hay comentarios

Dejar respuesta