Entrevista a Diego Ventura, rejoneador: “Mi techo está aún por tocar”

El jinete luso-sevillano estuvo sensacional en la corrida de Pollos.

FuenteSantos García Catalán
Diego Ventura. Imagen: Natalia Calvo

Aprovechamos su presencia en la localidad vallisoletana para charlar con el rejoneador, afincado en La Puebla del Río, para que nos hablara de su próxima actuación en Valladolid tras unos años de ausencia, así como de otros permenores de su apasionante profesión.

P. Diego tuvo la deferencia de dejar el entrenamiento en las inmediaciones de la plaza de toros de Pollos para atendernos. Lo primero que hizo fue comentarnos su temporada, mediada la misma.

R. “Pues la verdad es que estoy disfrutando muchísimo esta temporada, con actuaciones muy importantes. Pero sobre todo disfrutando en la plaza, que es lo que más cuesta; el día a día, con actuaciones diarias”.

P. Pollos tiene un sentido especial para el rejoneador luso-sevillano, ya que en esta plaza inició la difícil andadura que supone cuando se empieza. De ahí su agradecimiento y sus actuaciones.

R.“Sí, la verdad es que Pollos significa mucho para mí desde que Julián Alonso me apoderaba y buscaba contratos por esta zona. La plaza de Pollos fue mi debut por estas tierras y de ahí mi agradecimiento hacia el pueblo y hacia el alcalde, Javi, porque sé que hacen un esfuerzo importante, igual que los toreros que actuamos hoy aquí. Uno no puede olvidar de donde viene y gracias estos pueblos mi carrera ha sido lo que ha sido. Por eso hay que apoyar lo que haga falta”.

P. El asedio por parte de los aficionados, niños y mayores, en busca de la fotografía con el ídolo del rejoneo es patente. Diego los atiende con la amabilidad que le caracteriza, aunque tiene que volver al entreno para ir calentando a los animales. Hablamos de Valladolid y de su próxima actuación en la feria de La Virgen de San Lorenzo.

Fotografía: Natalia Calvo

R. “Sí, lo espero con un cariño especial. Como sabéis Valladolid siempre ha sido muy especial para mí. Por aquí empezaron mis aprendizajes y volver a esta plaza, donde tantas veces he triunfado, me hace una gran ilusión.”

P. Apoderado por la casa Lozano, con el apoyo en el acompañamiento de Pablo Lozano hijo, Diego pasa página a estos años de ausencia en el coso del Paseo de Zorrilla, donde gerencia la casa Matilla junto a Martínez Erice. No hay que olvidar que la casa Matilla apoderó a Ventura durante años.

“Sí, uno está para torear y a veces por circunstancias no entras en algunas ferias. Pero son cosas que, con el paso del tiempo, y con el paso de tu carrera también, te vas dando cuenta que hay otras cosas más importantes en la vida en qué pensar. Si no te llaman un año te llamarán para otro”.

P. Ventura tuvo un recuerdo para todos los apoderados que hubo en su carrera, desde Julián Alonso en los inicios por estas tierras de Castilla y León, pasando por Julio Fontecha, la casa Matilla y ahora la casa Lozano, donde por cierto se encuentra muy a gusto tras él cambio.

R. “Nunca perdí la ilusión, soy un torero que siempre he intentado dar el paso hacia adelante. Y estos cambios son como todo, son estrategias de tu carrera y creí que la casa Lozano podría ayudarme a dar un paso más, Y de momento ha sido así, contento con ellos. Y por supuesto mi agradecimiento a todos los apoderados que he tenido, porque cada uno aportó su grano de arena y sin ellos no hubiera podido evolucionar y mi carrera no hubiera sido igual”.

P. Le preguntamos a Diego dónde está su techo. Y se lo preguntamos cuando lleva más de veinte años de alternativa (1998), tiene 37 años, ha salido por la Puerta Grande de Las Ventas en diecisiete ocasiones y diez por la del Príncipe de Sevilla, pulverizando todos los récords habidos y por haber. Fue claro y conciso ante la pregunta.

Imagen: Natalia Calvo

R. “De momento no lo hay, mientras uno tenga esa ilusión, esas ganas de querer mejorar cada día, el techo estará largo”.

P. Pues a la espera de hacer el paseíllo, dejamos a este figurón del rejoneo calentando a sus corceles ante una muchedumbre que curioseaba en torno al entrenamiento de los caballeros en plaza.

Sus estadísticas de 2019 son las siguientes: 39 corridas toreadas, con un total de 82 toros, 82 orejas, 3 rabos y 25 puertas grandes. Quedan pues muchas tardes de gloria para Diego Ventura. Suerte, torero.

 

Compartir
Artículo anteriorFuga de agua con corte de acera en Valladolid
Artículo siguienteLas ‘Kellys’ luchan en el MSM
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios

Dejar respuesta