Analgésicos no adictivos contra el dolor

FuenteEuropa Press
Foto: FLICKR/WILLIAM BRAWLEY.

Una investigación internacional, en la que participa la Universidad de Valladolid (UVA), podría diseñar analgésicos no adictivos contra el dolor tras descubrir un mecanismo molecular que interviene en la producción de prostaglandina, las moléculas implicadas en la percepción del dolor, según ha informado la institución académica a Europa Press.

El estudio, que pretende disminuir el uso clínico de fármacos opioides, es el resultado de la participación de varios grupos de investigación, cinco de Estados Unidos, uno japonés, uno brasileño y uno español, el Grupo de Inmunidad Innata e Inflamación del Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM), centro mixto de la UVA-CSIC, el cual ha desarrollado una parte de esta investigación utilizando leucocitos humanos en estudios in vitro.

La revista ‘Science’ ha publicado la investigación con la que se ha descubierto una nueva función del sensor de estrés de retículo endoplasmático IRE1, que actúa como inductor de la producción de las prostaglandinas, mediadores de la reacción inflamatoria, que se producen principalmente en los leucocitos y regulan el nivel de respuesta al dolor.

La aportación de esta investigación es el descubrimiento de una «diana potencial» para poder tratar el dolor sin necesidad de utilizar opioides, cuyo consumo se está convirtiendo en países como Estados Unidos en un verdadero problema de salud pública.

El profesor que ha liderado las investigaciones en la UVA, Mariano Sánchez Crespo, también ha coordinado el Grupo de Inmunidad Innata e Inflamación, del que forman parte los investigadores Nieves Fernández García, Carmen Herrero Sánchez, Cristina Mancebo Tejero, Sara Alonso Martín y José Javier Fernández.

Durante los cuatro últimos años se han realizado tres colaboraciones de la UVA con la Universidad de Cornell en Nueva York en los que se han realizado los primeros experimentos con leucocitos humanos en los laboratorios del Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM).

No hay comentarios