La antigua nave provisional del Mercado del Val, instalada en Valle de Arán

FuenteEuropa Press
La portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez.
loading...

El Ayuntamiento de Valladolid ha recepcionado este jueves la obra de traslado e instalación de la antigua nave provisional del Mercado del Val y montaje del estanque de la plaza del Poniente, más de dos años y medio después de su cierre, en noviembre de 2016, debido a la reapertura del edificio del mercado.

La concejal de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, ha asegurado en declaraciones a los medios de comunicación que la nave ya se encuentra instalada «en bruto» en la parcela de Cearcal en la calle Valle de Arán y que ahora se elabora un proyecto arquitectónico para adecuarla a la función que vaya a tener en el futuro, posiblemente como polo de innovación del sector de la artesanía.

Con la recepción oficializada este jueves se concluye el contrato que abarcaba, por un lado el desmontaje de la nave, que se encontraba situada en la plaza de Poniente, su traslado, almacenaje y posterior traslado a la parcela de Valle de Arán, así como la reinstalación en el parque de la fuente que se había desmontado para ubicar el emplazamiento provisional del Mercado del Val.

Ahora, esta estructura se adaptará para acoger un taller tecnológico y polo de innovación en el sector de la artesanía y la creatividad, al que Charo Chávez ha considerado como «estratégico», pues ha recordado que la artesanía «no es solo alfarería», sino que incluye a otras muchas actividades que necesitan tecnologías que «a veces son muy caras», como puede ser el caso del diseño y patronaje de moda.

También ha precisado que se debe estudiar el modelo que tendrá la gestión de esta instalación, aunque ha apuntado que se cuenta con Cearcal, una entidad que, según Chávez, «hace una labor importante de formación» y aglutina en ella a personas «en algunos casos muy jóvenes».

Así, la edil socialista ha destacado la necesidad de poner a disposición de los jóvenes este tipo de oficios, son «muy creativos», pero la gente «no sabe que existen, hay una invisibilidad». Así, ha puesto el ejemplo de una persona de 16 años que le gusta la moda pero «no sabe que tiene un sitio donde puede ir a aprender patronaje de moda».

La nave funcionó como recinto comercial mientras se prolongaron las obras de rehabilitación del Mercado, entre 2013 y 2016, y quedó vacía a finales de noviembre de ese último año, cuando se reinauguró El Val.

Posteriormente, se tardó más de un año en tramitar el contrato para su desmontaje, que se firmó en enero de 2018 y permitió que la nave quedara retirada en unos meses.

A continuación se inició la reinstalación de la fuente, un proceso que se ha visto complicado por los problemas que se han encontrado para lograr la estanqueidad de este elemento.

No hay comentarios