Las amenazas explosivas se testan en el campo de maniobras de ‘Renedo-Cabezón’

FuenteEuropa Press
Imagen: Europa Press

El Campo de Maniobras de ‘Renedo-Cabezón’ y otras localizaciones de la provincia de Valladolid albergan durante casi una semana el ejercicio ‘Sangenís 19’, con el fin de testar la capacidad de las Fuerzas Armadas contra los artefactos explosivos.

Hasta el viernes, unidades de los Ejércitos de Tierra y Aire se adiestran, junto a otras de la Armada, en técnicas y procedimientos específicos para neutralizar cualquier tipo de amenaza explosiva que aparezca en los escenarios en los que España está presente, o pudiera estar en el futuro, en cumplimiento de los compromisos internacionales contraídos.

El ejercicio cuenta así mismo con participación de personal de la Guardia Civil y un Laboratorio Forense desplegado desde Holanda.

Los ejercicios programados se orientan al adiestramiento conjunto de las capacidades aportadas por cada ejército para asegurar la posibilidad de empleo de nuestras Fuerzas Armadas en cualquier momento y situación, sea cual sea el nivel de amenaza.

En este sentido, en el marco de este ejercicio, la actividad desarrollada en Valladolid se ha simultaneado con la ejecución de otras prácticas en ambiente submarino en Cartagena.

Además de la capacidad de búsqueda, localización y neutralización de artefactos improvisados y otras amenazas explosivas, proporcionada por la instrucción diaria del personal y una amplia gama de medios terrestres y aéreos, en este ejercicio se está practicando la obtención de datos a través del análisis forense de restos de los artefactos.

Se trata de una información de capital importancia para el desarrollo de las operaciones, y que, en un entorno de amenaza global como el actual, pudiera ser de utilidad incluso para garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos.

No hay comentarios