Cruz Roja amplía su presencia hasta 153 localidades en Castilla y León

La organización trabajó con 448.019 personas el pasado año

FuenteEuropa Press
Presentación del balance de Cruz Roja (Fotos: Luis Martín Cuesta)

Cruz Roja Española en Castilla y León ha llegado con sus actuaciones en 2018 a 448.019 personas y ha ampliado su presencia a 153 localidades, 46 más que en 2017, con el trabajo de 13.639 voluntarios, 862 miembros de personal laboral y las aportaciones de 98.987 socios, lo que ha supuesto acabar el ejercicio con 39.514.810 euros en ingresos y 37.764.081 de gasto, lo que supone un excedente de 1.750.729 euros.

Así lo han destacado el presidente Autonómico de la institución, José Varela Rodríguez; el secretario regional, Carlos Santos Romero, y la coordinadora autonómica, Eva Fernández, en la presentación de la memoria de 2018 de la organización, en la que han subrayado que la organización se ha centrado en la atención a la población del medio rural más desfavorecida y a la soledad de las personas mayores.

De las 448.019 personas que han resultado beneficiarias de las actuaciones de la entidad, 220.252 han sido atendidas, 84.883 han participado en acciones de sensibilización y educación y 142.884 se han servido de las ejecuciones de cooperación internacional, según ha indicado Varela Rodríguez en declaraciones recogidas por Europa Press.

Asimismo, Cruz Roja ha ampliado su presencia en la Comunidad a 153 localidades, la mayoría de menos de 5.000 habitantes, lo que supone 46 municipios más que en 2017, y ha creado 75 Equipos de Respuestas Básicas en Emergencias, grupos locales formados por vecinos voluntarios que dan una “primera respuesta cercana y especializada” en núcleos rurales.

Intervención social

En el marco de los programas de intervención social han resultado beneficiarias 109.739 personas, el 60 por ciento colectivos en situación de extrema vulnerabilidad, el 26 por ciento personas mayores, el cinco inmigrantes, el cuatro infancia en dificultad social, el tres personas con discapacidades, un uno por ciento mujeres en dificultad y otro uno personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional.

En el ámbito de extrema vulnerabilidad, 65.456 personas han resultado beneficiarias a través de 107.836 intervenciones en relación a la vulnerabilidad económica, la exclusión residencial de las personas sin hogar y la población que habita en zonas desfavorecidas, como ha detallado Eva Fernández.

En cuanto a las personas mayores, 28.171 han recibido apoyo de Cruz Roja mediante 727.691 acciones, como el apoyo a familias con personas a su cargo, la ayuda a domicilio o la teleasistencia, entre otras, cuyo objetivo “fundamental” es mejorar la calidad de vida durante el proceso de envejecimiento y fomentar la autonomía de este colectivo en una Castilla y León “cada vez más dispersa y envejecida”.

Además, en este ámbito 5.053 han resultado sensibilizadas y se ha incrementado a 2.000 el número de voluntarios mayores de 65 años, tal como ha apuntado Fernánez, quien también ha matizado que la mayoría de las personas atendidas viven en el medio rural “solas o en pareja”, una situación que es “similar” en las nueve provincias.

Por otro lado, en el ámbito “clave” de infancia en dificultad social, 4.781 niños han resultado beneficiarios en 100.968 intervenciones enmarcadas en los proyectos de acogimiento familiar –con 278 personas bajo este régimen–, acompañamiento socieducativo, centro de día infantil o de psicoterapia infantil y familiar, educación de calle, integración social, intervenciones con menores en riesgo o que ejercen violencia familiar, entre otros.

Además, un total de 1.638 mujeres han sido favorecidas a través de 14.537 intervenciones en las que la lucha contra la desigualdad ha sido “clave” y en las que se ha logrado la sensibilización de 1.973 personas en el marco de proyectos como la atención a mujeres en situación de precariedad, de maltrato o con dependientes a su cargo, casa de acogida para mujeres víctimas de violencia de género, empoderamiento o teleasistencia.

Fernández también ha precisado que durante 2018 Cruz Roja ha atendido a 2.875 personas con discapacidad a través de 78.135 intervenciones, un ámbito en el que el proyecto de Transporte Adaptado continúa con su consolidación y se ha empezado a experimentar con el apoyo temporal a familias con personas dependientes y el suministro de productos de apoyo.

Voluntarios

Todos estos proyectos se han realizado con el apoyo de 13.639 personas participantes en el Plan de Voluntariado y con el respaldo de la sección de Cruz Roja Juventud, un programa con el que se ha reafirmado el compromiso de la organización con la población juvenil e infantil y que en 2018 ha beneficiado a 36.394 personas a través de 98.292 intervenciones.

Igualmente, como ha indicado la coordinadora regional, Cruz Roja también ha formado a 35.993 personas en 3.205 acciones formativas y gracias a 3.972 formadores.

Entre otras de las acciones que realiza la entidad, también se han destacado las del ámbito de Cooperación Internacional, donde se han beneficiado 142.884 personas y han participado 15.642 en 101 actividades de cooperación al desarrollo; la asistencia a través del Centro Autonómico de Operaciones, que ha atendido a 668.392 llamadas y ha prestado atención en 20 puestos, o el programa de Medio Ambiente, en el que se han desarrollado 28.826 intervenciones con la participación de 6.354 personas.

De esta manera, Cruz Roja ha concluido el ejercicio de 2018 con una tendencia “positiva” de 39.514.810 euros de ingresos frente a los 37.764.081 de gastos, lo que ha supuesto un excedente de 1.750.729 euros tras “años de malos resultados”, lo que le permitirá “innovar y mejorar” su modelo de atención y mantener su oferta colaborativa.

No hay comentarios