Un cuestionario de 150 preguntas para el veredicto del crimen de Sara

El juicio por el crimen de la niña de cuatro años entra en la fase final

FuenteEuropa Press
Un momento del juicio (POOL)

Un objeto del veredicto integrado por un total de 150 preguntas determinará el futuro de Roberto H.H. y Davinia M.G, acusados del crimen de la niña Sara, de 4 años, ocurrido el 3 de agosto de 2017 en Valladolid tras recibir una brutal paliza antes de ser violada.

El cuestionario ha sido entregado este martes por el presidente de la Audiencia de Valladolid, Feliciano Trebolle, a la fiscal del caso y los letrados de la acusación particular, en representación del padre biológico de la víctima, y las populares, ejercidas por la Asociación Clara Campoamor y la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos (Adavasymt), además de los defensores de los encausados, según informaron a Europa Press fuentes del Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

En la cita, el magistrado ha puesto en manos de la fiscal y de los letrados el objeto del veredicto o cuestionario, tras lo cual se les ha dado un plazo de hora y media para poder formular las alegaciones que estimen pertinentes, acto desarrollado a puerta cerrada y con presencia de los dos acusados.

En manos del jurado el miércoles

Formalizado dicho trámite, el objeto del veredicto será entregado al jurado este miércoles en una sesión pública, con lo que será a partir de entonces cuando se inicie la deliberación antes de emitir veredicto, que podría llegar este mismo viernes.

La vista oral del juicio, el más largo con jurado de los desarrollados hasta la fecha en la historia judicial vallisoletana, se inició el pasado día 25 de abril y se desarrolló durante trece días, hasta el viernes pasado, cuando las distintas partes expusieron sus informes definitivos.

Las acusaciones solicitan para la madre de la niña y el novio de ésta prisión permanente revisable–la única discrepante es la letrada del padre biológico, que tan solo pide dicha pena para él–, mientras que las defensas persisten en la solicitud de un fallo absolutorio.

Los acusadores sitúan a Roberto como autor material de las lesiones, violación y asesinato de la pequeña, si bien entienden que su propia madre es responsable de estos delitos–se incluye para ella el delito de abandono–en calidad de comisión por omisión, al considerar que “dejó a su suerte” a la niña y no ejerció las más mínimas obligaciones de protección como madre.

No hay comentarios