La polémica con la revisión del PGOU acaba en el Pleno

El grupo 'popular' acusa al equipo de Gobierno de "filibusterismo político"

FuenteEuropa Press
La Plaza Mayor de Valladolid.

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, llevará al Pleno extraordinario del 20 de mayo –seis días antes de las elecciones municipales del día 26– la aprobación provisional de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana.

Así lo ha planteó el pasado 30 de abril en la Comisión de Urbanismo, Infraestructura y Vivienda del Ayuntamiento, en una decisión que se encontró con críticas de los grupos de la oposición, como el Partido Popular y Ciudadanos, que reprocharon que más de tres años después del inicio del trabajo en esta revisión el equipo de Gobierno «corriera» para llevar a cabo este nuevo trámite en «el tiempo de descuento» del mandato.

En palabras de Saravia «se trata de la aprobación del Plan en el que se lleva trabajando durante todo el mandato, tras la revisión de las alegaciones presentadas» y es algo «totalmente legal» ya que recalcó que en la normativa electoral «no existe prohibición a que se celebren plenos extraordinarios, y en consecuencia se traten asuntos y se aprueben los mismos».

A ello añadió que «tampoco en las instrucciones de la Junta Electoral que regulan los actos permitidos en campaña electoral», se incluye una prohibición de aprobar asuntos en Pleno extraordinario.

Además, recordó que la LOREG establece en el artículo 42.3 que los mandatos terminan «en todo caso al día siguiente al de la celebración de las siguientes elecciones».

Una vez se apruebe de manera provisional la revisión, se tiene que trasladar el documento a la Junta de Castilla y León, que podrá hacer precisiones en materia de Patrimonio o de Urbanismo. Posteriormente, el nuevo PGOU se aprobaría definitivamente cuando lo informe favorablemente el Consejo regional de Urbanismo.

«No debería producirse»

A este respecto, en declaraciones a los medios de comunicación, el portavoz del Grupo Municipal Popular, Antonio Martínez Bermejo,acusó al equipo de Gobierno de «filibusterismo político» al querer aprobar el PGOU a seis días de las elecciones generales y con «el gobierno ya prácticamente en funciones».

Se trata de una aprobación que, a juicio del edil del PP, «no debería» producirse en este momento, por lo que reprochó que esto «demuestra el poco respeto y la poca tolerancia que el Gobierno de Puente y Saravia tiene para los vecinos».

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Pilar Vicente, ironizó sobre «lo bien que trabaja» el equipo de Gobierno, que después de cuatro años tiene que aprobar esta revisión del PGOU «a cinco días de finalizar el mandato».

A todo ello, el edil de Urbanismo respondió que «los dos portavoces del PP» se «contradicen» porque mientras Martínez Bermejo hizo una crítica de carácter «político» en la Comisión, Jesús Enríquez «ha hablado de ilegalidad».

No hay comentarios