Al banquillo por ‘limpiar’ joyas a ancianos de una residencia

Los hechos ocurrieron entre 2013 y 2018 en el Centro de Mayores Virgen del Duero de la localidad vallisoletana de Tudela de Duero

FuenteEuropa Press
Juzgados de Valladolid./ Fotografía de archivo

Fiscalía de Valladolid solicita una condena de 18 meses de cárcel para Verónica F.P, empleada de limpieza y gerocultora, acusada de un delito continuado de hurto de joyas que, con la agravante de abuso de confianza, cometió presuntamente entre los años 2013 y 2018 entre los residentes del Centro de Mayores Virgen del Duero de Tudela.

La acusada será juzgada por hechos no solo cometidos en el referido centro sino también en el domicilio particular de una mujer cuya limpieza tenía encomendada desde 2017 y en el piso de su propia hermana, que figura como principal damnificada en la lista de víctimas en cuanto al importe del botín obtenido, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Así, en el primer inmueble se habría apoderado de diversas joyas tasadas en unos 2.596 euros que, a posteriori, vendió para quedarse con el dinero obtenido, mientras que en la vivienda de su propia hermana se hizo con numerosas joyas valoradas en 4.176 euros.

De igual manera, Fiscalía le imputa idéntica conducta perpetrada en el Centro de Mayores Virgen del Duero de la localidad de Tudela de Duero, donde comenzó a trabajar el 1 de octubre de 2011 en calidad de gerocultora para cuidar a ancianos y asistidos y para realizar también labores de limpieza en habitaciones.

Así, valiéndose de su condición de trabajadora de la residencia, siempre según la tesis de la acusación pública, entre los años 2013 a 2018 se fue apoderando de numerosos joyas que hurtó del interior de las habitaciones de cinco ancianos residentes y que luego vendió en diversos establecimientos de compraventa de oro y joyas.

En todos estos casos, la acusada se aprovechaba de la familiaridad y confianza despertada en los ancianos y en la dirección de la residencia para realizar realizar los hechos descritos.

Junto a la pena de 18 meses de prisión, la acusación pública solicita que la procesada indemnice a sus víctimas con cantidades que suman más de 10.000 euros, que es el importe de las joyas ‘limpiadas’.

No hay comentarios