Pionero doctorado en la UEMC sobre actividad física y salud

El estudiante contará con mentores de Harvard, Stanford o Princeton

FuenteEuropa Press
Presentación del programa de doctorado (Foto: Europa Press)
loading...

La Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid pone en marcha su primer programa de doctorado, titulado ‘Investigación en Actividad Física y Salud en Poblaciones Especiales’, que tratará en su línea de investigación principal sobre la epidemiología, los aspectos clínicos y beneficios de la actividad física en estos colectivos.

Los doctorandos que participen en este innovador programa (seis) –que arranca el próximo curso–, además de su director de tesis y tutor, contarán con un mentor perteneciente a universidades como la de Harvard, Stanford, Princeton, el MIT o el Instituto Karolinska de Suecia, que les acompañarán durante el desarrollo de su investigación doctoral.

Se trata una colaboración que se enmarca en el ‘International Mentor Program’ (IMP) de la Fundación International Mentoring Foundation For The Advancement Of Higher Education (IMFAHE), con el que la UEMC participa desde los orígenes del programa, iniciado en 2014, de forma que es la única universidad privada cuyos estudiantes se benefician de sus ventajas.

La rectora de la UEMC, Imelda Rodríguez Escanciano, acompañada por el consejero de Educación, Fernando Rey Martínez, y el de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha presentado este programa pionero directamente vinculado con la apuesta de la Universidad por los estudios y líneas de investigación ligados a la discapacidad.

Rodríguez Escanciano ha destacado el «día histórico» que supone para la Universidad por la puesta en marcha de su primer programa de doctorado, que además ha destacado que conecta con la educación de vanguardia, que debe impulsar y promover el círculo empresarial, social y económico y en este caso «conecta» con la Comunidad porque las poblaciones especiales dan muestra de una de las mayores necesidades que tendrá en los próximos años España y Castilla y León como los mayores, personas con discapacidad y determinadas patologías como cáncer.

A este respecto, ha señalado que el doctorado va a impulsar una investigación, desarrollo e innovación en las poblaciones especiales que puede promover el futuro, el progreso y bienestar de la Comunidad.

Respuesta a la demanda

Rodríguez Escanciano ha apuntado que hay muchos titulados que demandaban poder realizar líneas de investigación que atendieran la conexión entre un ámbito, que ahora no lo está con demasiada precisión, como es la salud y la actividad física.

Además, ha agregado que enlaza con las necesidades de futuro no sólo de investigacón, desarrollo e innovación, sino también de empleabilidad para cubrir una población más envejecida, atender convenientemente la discapacidad y enfermedades de tipo metabólicas, cardiovasculares o el cáncer, «donde la conexión de la actividad física fundamental para una mejor calidad de vida».

Por su parte, Sáez Aguado ha apuntado el paso «nuevo e innovador» que supone la puesta en marcha del posgrado, que cree que pone de manifiesto la conexión de la universidad con la sociedad y el mercado laboral, con una línea de trabajo además en innovación que mucho que ver con la posibilidad de promover la actividad física y el deporte no sólo en el conjunto de la población o deportistas más o menos aficionados sino de forma generalizada.

A este respecto, ha recordado que los indicadores apuntan la necesidad de impulsar políticas que combatan el sedentarismo y tiene que afectar a todos los sectores sociales y «evidentemente» a poblaciones especiales, que también tienen esa necesidad de incorporar actividad física o deportiva, como por ejemplo en los hospitales o entre personas con discapacidad.

Asimismo, como muestra de buena conexión entre la universidad y la sociedad, ha incidido en que ya el propio grado en actividad física y deportiva de la UEMC es uno de los que tiene mayores perspectivas laborales, empleabilidad y, además, «muy rápida», que tiene que ver con numerosas actividades, desde la gestión hasta los problemas de las poblaciones especiales o entrenamiento personal. En definitiva, algo para lo que hay un mercado «muy importante» en España y tendrá una proyección social para el conjunto de la Comunidad.

En concreto, ha explicado que la Junta dispone de un Centro de Medicina Deportiva que organiza actividades de día a día de promoción de la actividad deportiva, de control de deportistas de élite pero también federados a nivel intermedio o de nivel inferior y es una vía de conexión desde el punto de vista laboral, pero además ha recordado el Tercer Sector en el ámbito de la discapacidad o en el ámbito de las asociaciones de pacientes en los que encajan muy bien estos perfiles, entre otros.

Áreas de investigación

El vicerrector de Internacionalización, Cultura Científica y Transferencia de la UEMC, David García López, ha desgranado las características principales de un innovador programa, pionero en Castilla y León, cuyo hilo conductor es el estudio de los efectos agudos y crónicos del ejercicio físico en poblaciones especiales.

Se considera como ‘especial’ todo colectivo que se encuentre apartado de la ‘norma’ en cuanto a sus condiciones físicas, fisiológicas o sociales, ya sea temporal o permanentemente. Según el Colegio Americano de Medicina Deportiva, se incluye también a toda aquella persona que presenta características especiales para la práctica de actividad física, lo que permite incluir dentro de esta categoría a diferentes colectivos que no tienen por qué presentar problemas de salud, como es el caso de adultos mayores, mujeres embarazadas, niños o personas que presentan algún tipo de discapacidad.

El programa se alinea también con un área de especial interés, puesto que la mejora de la calidad de vida en determinados sectores demográficos, algo que puede lograrse también a través del ejercicio físico, es una de las prioridades recogidas en la estrategia regional de investigación e innovación para una especialización inteligente (RIS3).

El doctorado cuenta con un claustro multidisciplinar integrado por doctores de distintas instituciones, tanto nacionales como internacionales, entre las que se encuentra el Instituto Karolinska, uno de los centros de investigación más prestigiosos del mundo, además de la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad Europea de Madrid o el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

Todos ellos coordinados por el profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UEMC y director del Centro de Investigación en Discapacidad Física (CIDIF) de la Asociación de Parapléjicos y Grandes Minusválidos (ASPAYM) de Castilla y León, Azael J. Herrero Alonso.

El Programa cuenta a su vez con el aval de entidades directamente relacionadas con la salud y la discapacidad, como ASPAYM, Recoletas Red Hospitalaria, la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (PREDIF) Castilla y León, Ibermutuamur, Gerovida o el Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la región.

El Laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la UEMC y el propio CIDIF, junto con el renovado Gimnasio de la Universidad, serán alguno de los espacios de investigación ligados a este Programa de Doctorado destinado a Licenciados y Graduados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Fisioterapia o en otras ramas de Ciencias de la Salud Master, todos ellos en posesión de títulos de posgrado.

No hay comentarios