Licitada la A-11 entre Quintanilla y Tudela por 198,7 millones

Son dos tramos con una longitud conjunta de 34,7 kilómetros

La A-11

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Fomento a licitar los contratos de obras de dos tramos contiguos de la Autovía del Duero A-11 entre los municipios vallisoletanos de Quintanilla de Arriba a Olivares y de Olivares de Duero a Tudela, con un presupuesto estimado de 111,54 y 87,16 millones de euros, respectivamente.

Las características técnicas de ambos tramos, con una longitud conjunta de 34,7 kilóemtros, son las de una autovía de nuevo trazado con calzadas de 7,0 metros, arcenes interiores de 1 metro y exteriores de 2,5 metros.

Actualmente, este itinerario se realiza por la carretera N-122, una vía de calzada única con un carril para cada sentido de circulación, que soporta una intensidad media de 6.300 vehículos diarios en este ámbito.

En el tramo Quintanilla de Arriba a Olivares de Duero el trazado discurre entre los términos municipales de Olivares de Duero, Valbuena de Duero y Quintanilla de Arriba, con una longitud de 14,5 kilómetros y donde están previstos tres enlaces: en el cruce de la autovía con la VA-104, en Olivares; en la la VP-3001, al noroeste de Valbuena y en las proximidades de Quintanilla, sobre el actual enlace de la N-122.

Asimismo, se incluirá un ecoducto de 190 metros de longitud y 80 metros de anchura para minimizar el efecto barrera sobre la fauna y la afección sobre la geomorfología y el paisaje, un viaducto de 920 m que salvará el valle Bajada del Páramo, bajo el que discurre la carretera VP-3011, y un viaducto de 500 metros en el cruce con el río Duero, entre otros elementos.

El trazado se ha diseñado evitando la afección a las bodegas ubicadas al Norte de Valbuena de Duero, a los viñedos existentes en la zona de San Bernardo y al yacimiento de Cabezo de la Dehesilla.

El tramo de Olivares de Duero a Tudela de Duero tiene una longitud de 20,2 kilómetros y se aseguran las comunicaciones con todas las fincas adyacentes mientra sque la permeabilidad transversal queda resuelta mediante el diseño de un total de ocho pasos superiores, nueve inferiores y dos viaductos.

Además, en este tramo, se prevé la construcción de dos enlaces, uno para dar acceso a Sardón y Quintanilla por la la N-122, así como a Tudela de Duero por su vertiente oeste a través de la VP-3302 y la propia N-122 y un segundo enlace con la VP-3302.

No hay comentarios