De un especial canelón a la mejor cocinera de Castilla y León

NoticiasCyL se va de fogones para charlar con Sheila García Sanz, joven vallisoletana que el pasado 24 de noviembre se alzó en Intur con el título de mejor cocinera de la Comunidad tras realizar tres platos únicos y para chuparse los dedos. La de Matapozuelos representará a Castilla y León en el Bocuse D’Or Spain 2019, uno de los más prestigios certámenes de cocina del país en el que la pucelana espera hacer un buen papel

Sheila García Sanz, la mejor cocinera de Castilla y León

“La creatividad es fácil, lo difícil es tener la idea”, acertó a decir Ferrán Adriá, un cocinero español de quilates, mejor dicho, de tenedores, que es considerado por muchos amantes de la cocina y profesionales, como el mejor chef del mundo por hacer auténticas obras de arte y platos que se comen con los ojos, con los productos más variopintos.

De creatividad, y también de cocina, sabe mucho Sheila García Sanz.  Vallisoletana, nacida en Matapozuelos, y con solo 23 años, ostenta el honor en la actualidad y por los dos próximos años, de ser la mejor cocinera de Castilla y León gracias a la elaboración de tres platos de altura en un concurso que se celebró en el marco incomparable de la Feria Intur, el pasado mes de noviembre.

Amante del cine y de pasar su tiempo con amigos y familia, Sheila le debe mucho a su padre y a una peculiar tortilla de la que nació su amor por la cocina que le ha llevado al éxito en apenas tres años que acumula de experiencia como profesional y que le llevan a ensalzar el producto de nuestra tierra y a dar un tironcillo de orejas a los que mandan para apostar por él al ser una “verdadera joya”.

Una tortilla con mucha historia

El amor de Sheila por la cocina nació haciendo una tortilla con su padre

“Recuerdo ese día como uno de los mejores de mi vida. No me acuerdo con exactitud pero yo tendría unos 13 años y ahí nació mi amor por la cocina”, nos confiesa Sheila García Sanz, al recordar la fecha en la que cocinó con su padre la primera tortilla de su vida que le inculcaría todo ese amor limpio y profundo que profesa por el mundo de la cocina.

Nuestra entrevistada apostó pronto por formarse en el mundo que le había enamorado. Cuando acabó la ESO, entre los años 2012 y 2014, estudió un Grado Medio de Cocina y Gastronomía  en el que “aprendió mucho” y  que recuerda como “una de las mejores épocas de su vida” al “aprender mucho y llevarse muchos amigos”.

Tras esto se embarcó en otro curso, en esta ocasión de Pastelería y en Palencia, entre el 2014 y el 2016, el CETECE. Un curso del que dice que le “sirvió para enamorarse de la profesión” y que le ayudó, como trampolín, para recibir la llamada del Suite 22, para trabajar. Un establecimiento cuyas personas son ahora “la segunda familia” de la de Matapozuelos, como ella misma afirma.

Sheila García Sanz durante la entrevista

El canelón mágico

El ‘Canelón de cristal relleno de bocado de la reina, carpaccio de boletus, manzana reineta asada y calabaza a la mantequilla tostada’ de Sheila, encandiló al jurado

Ya con el trabajo en el bolsillo, Sheila decidió lanzarse al mundo de los concursos de cocina y el pasado año consiguió convertirse en la ganadora del III Concurso Alimentos de Palencia que fue, por aquel entonces, a nivel nacional y no provincial.

Cuando recibí el correo para participar no me lo pensé dos veces. Lo comenté en el restaurante y me apoyaron en todas mis decisiones. Estuvimos, desde el primer día, haciendo pruebas hasta que dimos con los platos, un primero, un segundo y un postre. Recibí la noticia de que pasaba a la final y ese día, al presentárselo al jurado, me puse muy nerviosa. Cuando recibí la noticia de que era la ganadora, ni me lo creía”, confiesa Sheila.

Tras este triunfo, Sheila participó en el XIII Campeonato de Cocineros de Castilla y León. “Presenté un plato que se llamaba: ‘Canelón de cristal relleno de bocado de la reina, carpaccio de boletus, manzana reineta asada y calabaza a la mantequilla tostada’. Es un plato aparentemente sencillo pero el canelón era muy delicado y frágil y todas las elaboraciones llevaban su tiempo y dedicación”, nos confiesa.

Este canelón le dio a Sheila el pase a la final del certamen. Tras ello y ya en Intur, nuestra entrevistada encandiló al jurado con “una oda a Pablo Neruda” a base de un “congrio en tempura en su caldo, galleta de arroz y calamar rizado” y un “bulgogi de ternera, milhoja de boniato asado carbón de yuca y boletus”, que le sirvieron para convertirse en la ganadora, primera mujer, y representar a la Comunidad en el Bocuse d’or España 2019.

El canelón de Sheila. Imagen cedida a NoticiasCyL

El sueño de crear su propio restaurante

“Todo esfuerzo vale la pena y siempre se ve recompensado”

“Cuando gané el Campeonato de Cocineros de Castilla y León se juntó un cúmulo de emociones. Todo esfuerzo vale la pena y siempre se ve recompensado. Al ver que había ganado me puse a llorar y di las gracias a todos los que me habían ayudado, sobre todo a Irene, que fue mi mano derecha durante los días de concurso”, nos cuenta la joven cocinera.

Sheila ostentará por dos años el título como mejor cocinera de la región y nos confiesa que “ahora es más conocida” y que quiere “volcarse en su trabajo” de cara al Bocuse D’or España, que le da respeto pero en el que espera realizar un buen papel.

“El objetivo que me propongo a corto plazo es ganar el concurso de Bocuse D’or España. A largo plazo, mi sueño pasa por montar mi propio restaurante”, finaliza asegurando la joven pucelana. Por trabajo y talento no va a ser.

Sheila durante la entrevista para NoticiasCyL

No hay comentarios