El triunfo de una aplicación que puede salvar vidas

Una aplicación móvil para que las víctimas de violencia doméstica utilicen en caso de alerta ha sido la solución tecnológica ganadora de la VII edición de HackForGood Valladolid celebrado el pasado fin de semana en la Universidad de Valladolid.

Este proyecto llevado a cabo por un grupo de personas multidisciplinar ha obtenido 1.000 euros de premio así como la posibilidad de medirse a los ganadores de las otras nueve sedes españolas (Cáceres, Ciudad Real, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Murcia, Salamanca, Sevilla, Valencia y Vigo) donde se ha celebrado este mismo encuentro de forma simultánea.

La Universidad de Valladolid (UVA), a través de su Vicerrectorado de Investigación, Innovación y Transferencia, y la Cátedra Telefónica de Movilidad y Educación han organizado el encuentro local de Valladolid en colaboración con el Parque Científico. Este hackathon de innovación social tiene como objetivo el desarrollo de soluciones tecnológicas innovadoras para dar respuesta a problemas cotidianos que mejoren la calidad de vida de las personas.

El resto de proyectos premiados en Valladolid han sido con 600, 400 y 150 euros respectivamente: una app que informa al usuario del tiempo que emplea el teléfono móvil con el objetivo de reducir su uso, una app para controlar la salud del usuario y una plataforma para poner en contacto a viajeros con casas ecofriendly con la finalidad de potenciar el medio rural.

En esta edición, la organización del HackForGood Valladolid decidió centrar los retos del encuentro en dos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas: ‘Educación de calidad’ (4º) y ‘Ciudades y comunidades sostenibles’ (11º). Aunque cualquier reto o solución que incidiera en alguno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible fue bienvenido a hackaton de Valladolid.

El fin último de las 16 universidades públicas que han celebrado este encuentro en 10 ciudades españolas es contribuir a mejorar el mundo aprovechando la ola de progreso que supone estar inmersos en una sociedad digital.

No hay comentarios