Las viviendas del Lucense se levantarán en 24 meses

El edificio contará con 20 viviendas, que ya han sido vendidas, y dos locales

Óscar Puente en la colocación de la primera piedra del edificio./ Europa Press

El edificio de viviendas que se levantará en el solar del antiguo Hostal Lucense, en el paseo de Zorrilla de Valladolid, y que ya tiene vendidas las 20 viviendas que se pusieron a la venta, estará finalizado previsiblemente dentro de 24 meses.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, así como representantes de las empresas gestora, comercializadora y de la cooperativa han participado este martes en el acto de colocación de la primera piedra de este edificio, que como ha recalcado el regidor muestra el buen estado que atraviesa el sector de la construcción, que en los primeros meses de 2019 ya superará la cifra de licencias promovidas en el año 2009.

El edificio del Lucense, calificado de “histórico” por el alcalde de la ciudad, proyecta la construcción en modo de cooperativa de un nuevo inmueble en el solar con 20 viviendas y dos locales –todos ellos ya adjudicados–, así como de tres sótanos con trasteros y garajes y la conservación y rehabilitación de la fachada de este inmueble, que fue un establecimiento hostelero pero lleva sin uso desde 1996.

El alcalde de Valladolid ha destacado la importancia del “acontecimiento” de la colocación de esta primera piedra, pese a que ha recordado que no se trata de un edificio público municipal. En todo caso, ha enfatizado que la ciudad no avanza solo por las iniciativas propias del Ayuntamiento sino también las del sector privado.

Un sector del que, ha enfatizado Puente, son muestra los empresarios –gestora DRS, inmobiliaria AGCInmo, Arkípolis y las constructoras Grupo Herce y Geoxa– que ponen el marcha el proyecto, en un sector como el inmobiliario que atraviesa un “buen momento”. De hecho, el alcalde ha apuntado que en estos meses de 2019 se superará el número de licencias de construcción que se otorgaron en la totalidad de 2009.

Presentación de las obras del edificio Lucense./ Luis Martín Cuesta

Gracias a ello, ha destacado el primer edil, se ha encontrado solución en los últimos años a “dos de los huecos” que quedaban en el centro de la ciudad, como eran el antiguo edificio de Monedero en la bajada de la Libertad, que está próximo a la conclusión, y ahora al del hostal Lucense.

Puente ha recordado que este edificio tuvo mucha importancia en la sociedad vallisoletana del siglo XX, ya que era el lugar donde se reunía la gente sobre todo antes de los partidos de fútbol en el antiguo José Zorrilla y de las corridas de toros, de tal modo que, era un lugar que “olía a puro y sol y sombra“, como recordó en su día el periodista Paco Cantalapiedra.

Tanto Puente como los promotores han recordado la “complejidad” que ha tenido el proyecto, ya que pertenecía a varios propietarios. En este sentido, el regidor ha querido ensalzar la labor del concejal Manuel Saravia, que “ha puesto de acuerdo” a las partes y a los propietarios para que se pudiera sacar adelante la iniciativa.

No obstante, los primeros acuerdos que comenzaron a desbloquear la situación del solar datan del año 2012, todavía durante el último mandato del ‘popular’ Francisco Javier León de la Riva.

El representante de la gestora DRS, Javier Díaz, ha relatado todo el proceso desde que en diciembre de 2016 tanto él como el directivo de AGCInmo Julio Gómez Toro plantearon la posibilidad de ponerse en contacto con La Caixa, que era una de las propietarias del inmueble, y descubrieron que no la única, ya que se trataba de un ‘proindiviso’ y existía una Junta de Compensación cuyos socios “no se entendían especialmente bien”.

Tras “mucho trabajo” y negociaciones, se llegó a un acuerdo de compra en diciembre de 2017 y la escritura se suscribió en julio de 2018, momento en el cual ya estaban vendidas las 20 viviendas gracias a que los promotores llegaron a un acuerdo de financiación con Caja Rural de Zamora.

En un plazo de construcción previsto en los 23 ó 24 meses se levantará un edificio con dos partes, una de tres plantas que coincide con la fachada que da al paseo de Zorrilla y Puente Colgante, y una torre de ocho alturas, ambas con áticos.

Rehabilitación de la fachada

Además, se mantendrá y rehabilitará la fachada, que lleva años apuntalada, y que se debe conservar ya que se encuentra protegida por la normativa. Los promotores han explicado que, aunque consideran que “estéticamente no tiene gran valor” han optado por mantener este elemento debido a que la tramitación para lograr el permiso para derribarla habría prolongado el proceso posiblemente otros dos años.

Igualmente, el proyecto incluye el mantenimiento de un espacio que será privado de uso público para comunicar el solar con la calle Desengaño, por donde accederán los coches a los sótanos de garajes.

Presentación de las obras en el edificio Lucense./ Luis Martín Cuesta

Los precios de las viviendas, cuya adquisición incluye al menos la compra de un garaje y un trastero, parte de los cerca de 300.000 euros de los pisos más pequeños, de unos 80 metros cuadrados y con una media de en torno a los 400.000 euros para viviendas de tres dormitorios. Uno de los cooperativistas ha optado por fusionar dos de las estancias.

Además, los dos locales que se incluyen en el inmueble han sido transmitidos a la familia que era propietaria de una parte del solar como permuta.

Javier Díaz también ha querido agradecer a los cooperativistas que han adquirido sus viviendas ya que en el momento de la compra sólo les podían ofrecer “un plano, una opción de compra” y la experiencia de los promotores, ya que todavía no contaban con licencia para las obras.

No hay comentarios