El arte de ser una “Malamadre”

NoticiasCyL charla con Laura Baena Fernández, fundadora del Club Malasmadres que estará este jueves, 28 de marzo, en Valladolid, concretamente en la Sala Concha Velasco del LAVA en una jornada que dará inicio a las 18:00 horas

Laura Baena Fernández. Fotografía cedida a NoticiasCyL por el Club de Malasmadres

“Malasmadres On Tour” llega a la capital del Pisuerga tras cosechar un éxito rotundo por tierras malagueñas. Será este jueves, 28 de marzo, desde las 18:00 horas y en el LAVA de Valladolid para reivindicar el papel de las madres primero y de las mujeres también en una jornada que promete.

“Lo que perseguimos es cambiar la forma de entender la maternidad y no olvidar la mujer que éramos antes de convertirnos en madres”, asegura Laura Baena Fernández, fundadora del Club Malasmadres, en declaraciones a NoticiasCyL.

Del club, del “malamadrear”, de su paso por Valladolid y de muchas cosas más hablamos con Laura en esta entrevista:

Pregunta. El club Malasmadres se define como una comunidad emocional 3.0 de Malasmadres. Explíqueme qué significa eso.

Respuesta. El Club de Malasmadres nació de mi experiencia personal cuando al ser madre me sentí Malamadre por no poder cumplir con el canon social de “madre perfecta”. Fue en ese momento cuando empecé a desahogarme en una cuenta de Twitter bajo el nombre de @malasmadres con el objetivo de encontrar a otras mujeres que se sintieran como yo. Sí, las encontré y no fueron ni una ni dos, fueron muchas más.

Rápidamente mi experiencia personal conectó con una necesidad social de desmitificar la maternidad y en poco tiempo llegamos a formar la gran comunidad emocional que somos actualmente con más de 600.000 Malasmadres.

P. Además aseguran que tienen mucho sueño, poco tiempo libre, alergia a la ñoñería y ganas de cambiar el mundo…

“Perseguimos cambiar la forma de entender la maternidad”. 

R. La maternidad llega para cambiar muchas cosas, entre ellas el sueño y el tiempo libre. ¿Cómo dormía yo antes de ser madre? o ¿qué hacía yo con mi tiempo libre? son preguntas recurrentes entre las Malasmadres. Aunque nos reímos de ello, y nos gusta tomárnoslo con humor, también reivindicamos la necesidad de cuidarnos a nosotras mismas, de buscar tiempo ya sea para descansar, hacer deporte o “malamadrear” con amigas porque cuidar de una misma no debe entenderse como un privilegio, sino como un derecho.

En definitiva, lo que perseguimos es cambiar la forma de entender la maternidad y no olvidar la mujer que éramos antes de convertirnos en madres.

P. ¿Cómo cambiarían o están cambiando el mundo este loco en el que vivimos?

R. Es verdad que el Club de Malasmadres es un movimiento social que ha llegado para quedarse. Ya no hay vuelta atrás y las mujeres que formamos parte de este movimiento queremos que se nos escuche y demostrar que el modelo de madre tradicional ha cambiado: queremos vivir la maternidad con libertad sin sentir que la sociedad nos mira de reojo juzgando cada decisión que tomamos.

Pero para cambiar las cosas no solo hace falta alzar la voz, también necesitamos que nos escuchen y por eso creemos que todos los agentes sociales (desde las familias, pasando por las escuelas, las empresas o el Estado) entiendan que debemos dejar atrás los roles tradicionales de género y debemos dar paso a nuevas formas de ser madre o padre, mujer y hombre, con el fin de alcanzar sobre todo una conciliación real y no tener que renunciar.

Imagen cedida a NoticiasCyL por el Club Malas Madres

P. El club nace en 2014 para romper con el mito de la “madre perfecta”. ¿Lo están consiguiendo?

“El amor por nuestros buenoshijos y buenashijas no tiene que ser juzgado porque no lleguemos a todo”. 

R. Sí, sin duda. En 2014 cuando lancé mi primer tweet preguntando “¿por qué te canonizarían por ser Malamadre”? empezaron a salir del armario muchas mujeres contando sus anécdotas diarias e intentos fallidos de “buena madre”. Lo que no podía imaginar es que en tan solo 4 años consiguiéramos formar una comunidad con más de 600.000 mujeres con la necesidad de romper esa imposición social de “madre perfecta”. Siempre digo que el Club de Malasmadres ha sido la terapia más barata para mí y para miles de mujeres que han visto esta comunidad como una plataforma para desahogarse y compartir sus experiencias de Malamadre.

Gracias a este club no nos sentimos “mala madre” cuando decimos que se nos ha olvidado la muda, que han cenado croquetas congeladas o que no podemos más. Porque el amor por nuestros buenoshijos y buenashijas no tiene que ser juzgado porque no lleguemos a todo.

P. ¿Cómo ha evolucionado el club a lo largo de estos cinco años?

R. Después lanzar mi primer tweet en la cuenta de @malasmadres en 2014 decidí crear el blog del Club de Malasmadres, una plataforma en la que escribimos sobre temas que interesan a las Malasmadres desde la libertad y el respeto de cualquier tipo de crianza.

Fue al cabo de un año, en 2015, cuando nos dimos cuenta que uno de los temas que más preocupaban a las Malasmadres en el blog era la conciliación de la vida familiar, personal y laboral. El 13 de febrero de 2015 lanzamos una encuesta para analizar hasta qué punto las mujeres pueden conciliar.

Los datos que arrojaba este estudio sociológico fueron reveladores y es que 8 de cada 10 mujeres no pueden conciliar en este país. A partir de ahí decidimos abanderar la lucha por la conciliación y fundamos la Asociación ‘Yo No Renuncio’ del Club de Malasmadres, que lucha no solo por concienciar sobre este problema social sino por cambiar las normas sociales y leyes actuales.

P. La conciliación es su principal caballo de batalla. Es sumamente complicado para las mujeres entremezclar trabajo y cuidado de los niños.

R. Es complicado para cualquier persona con hijos o hijas. El problema es que la sociedad da por supuesto que es la mujer la principal responsable del cuidado y por ello queda excluida o apartada de otras esferas como la laboral.

Por un lado, las medidas de conciliación actuales están mal planteadas ya que quién las está utilizando queda en un segundo plano en el mercado laboral por no poder cumplir con los horarios extensos o reuniones a las 18h de la tarde.

Y por otro se espera que sean las mujeres las que asuman el trabajo no remunerado del cuidado, por tanto se espera que sean ellas las que hagan uso de esas medias de conciliación. En consecuencia, las mujeres quedan excluidas del mercado laboral, alejándolas de su carrera profesional, especialmente cuando son madres.

P. ¿En qué aspectos han mejorado las mujeres en los últimos años?

R. Estamos mucho más empoderadas que antes. Somos más conscientes de las injusticias y nos unimos para que nuestra voz retumbe. Un ejemplo de ello es el movimiento feminista y las manifestaciones del 8 de marzo: hace unos años no tenía la fuerza que tienen ahora y los dos últimos 8M han demostrado que este movimiento es imparable.

P. ¿En qué aspectos hay que mejorar aún?

R. Falta que todos los agentes sociales (empresas, familias y Estado) remen en la misma dirección. Necesitamos que el Estado proponga leyes que actúen como palancas de cambio, empresas que replanteen las jornadas laborales permitiendo que las personas tengan más tiempo disponible y familias que se responsabilicen de la trasmisión de valores y de nuevos roles de género. Solo así pondremos punto y aparte a una situación de desigualdad entre hombres y mujeres, ya sea en el ámbito laboral o familiar.

P. Son un referente en temas de mujer en España y han recibido numerosos reconocimientos. Cíteme alguno.

R. Tengo el enorme honor de ser una de las TOP 100 Mujeres Líderes en España 2016 y 2018, recibí el Premio “Más. Mujeres a Seguir”, en la categoría “Medios” en 2017, el Galardón “Victoria” de AMUPEMA en 2017 y es una de las 75 Mujeres Emprendedoras de referencia en España, consiguiendo el reconocimiento de “Emprendedora del Año” por la Junta de Extremadura en su tercera Gala de los Premios Mujer, Deporte y Empresa.

P. Este 28 de marzo llegan a Valladolid con la gira ‘MalasmadresOn Tour’. ¿Qué esperan?

“Esperamos que las Malasmadres vallisoletanas vengan con muchas ganas de malamadrear”

R. Esperamos que las Malasmadres vallisoletanas vengan con muchas ganas de malamadrear, de reírse y de compartir una jornada en la que trataremos temas como la conciliación, el emprendimiento y también aprenderemos sobre hábitos saludables como la alimentación o el descanso. Nuestro objetivo es salir de este súperevento empoderadas, sintiendo que juntas tenemos más POWER y vamos a conseguir cambiar el modelo social de madre porque aún nos queda mucho por hacer.

Imagen: Ayuntamiento de Valladolid

P. Vienen de un éxito tremendo en la cita de Málaga. ¿Cómo la recuerdan?

R. Málaga fue nuestro pistoletazo de salida y la recordamos con mucho cariño, entre otras cosas por ser mi Tierrasanta. Allí reunimos a 450 Malasmadres que no solo estuvieron atentas a todo lo que fue ocurriendo en el escenario sino que luego les dio tiempo de “malamadrear” en compañía de otras malagueñas.

Cada evento de nuestra gira tiene un eje central que es la mesa de debate con 3 ponentes locales para poner sobre la mesa el papel de la mujer en el mundo laboral, analizar las barreras sociales que tenemos las mujeres madres y señalar los caminos necesarios que nos llevarán a una sociedad más igualitaria, donde la maternidad no sea penalizada. Deseando estamos de llegar a Valladolid y descubrir lo que nos depara.

P. Va a haber debates sobre conciliación, corresponsabilidad y talento femenino…

R. Hemos invitado a tres ponentes de la tierra para debatir sobre conciliación, corresponsabilidad, emprendimiento y talento femenino. Contamos con tres mujeres Malasmadres que tienen mucho que contarnos: una periodista, una directiva y empresaria y una emprendedora. Ellas son Carolina Martínez, periodista y responsable de comunicación en la Fundación Aladina, Begoña Calzada García, Directora de BC Consultores y Carolina Botín, influencer y fundadora de “Hadas y Cuscus”, un proyecto personal sobre bricolaje y DIY.

P. También va a estar presente la psicóloga Patricia Ramírez…

R. Patricia nos contará cómo detectar los síntomas de cansancio y cómo tenemos que hacer para relajarnos y descansar, algo tan importante para una Malamadre.

P. Y cerrarán la jornada malamadreando…

R. Sí, para nosotras es fundamental Malamadrear y desconectar de nuestros buenoshijos y buenashijas de vez en cuando. Así que en el OnTour no puede faltar nuestro momento de Malamadreo para encontrarnos con otras mujeres de la ciudad y compartir un buen rato.

P. ¿Cómo ven el futuro? ¿Puede seguir creciendo el movimiento?

R. El movimiento social de Malasmadres nació para desmitificar la maternidad, aquella que aprendimos y que nos han contado desde pequeñas. Hasta que la sociedad no cambie y acabemos con los estereotipos de género y los juicios de las mujeres madres, no pararemos de seguir luchando. Ojalá algún día podamos decir que tenemos que replantear el proyecto porque los roles tradicionales de mujer, de madre o de hombre y padre han cambiado y vivamos en una sociedad más igualitaria.

P. ¿Y el futuro de las mujeres?

R. Seguiremos luchando para que las mujeres no tengan que renunciar ni a su carrera profesional ni a ser madres, algo que sigue ocurriendo con mucha frecuencia. De hecho 6 de cada 10 mujeres está renunciando a su carrera profesional al ser madres. El futuro de las mujeres debería ser aquel que nos dejara vivir la maternidad con libertad y no vernos obligadas a renunciar. Lamentablemente, ese futuro lo vemos lejos, pero creemos que vamos por buen camino. Nosotras seguiremos luchando para que empresas, familias y Estados estén pendientes y concienciadas de la urgencia y la necesidad del cambio.

Imagen cedida a NoticiasCyL por el Club Malasmadres

No hay comentarios