Al banquillo el camionero que atropelló a dos ciclistas en Valladolid

Uno de ellos, Jesús Negro, falleció en el acto

FuenteEuropa Press

El juicio contra el camionero de origen portugués que en febrero de 2016 atropelló mortalmente a un ciclista e hirió de gravedad a otro en la Ronda Exterior de Valladolid se celebrará este martes y miércoles próximos, según informaron a Europa Pres fuente jurídicas.

Las fechas fueron fijadas por el titular del Juzgado de lo Penal número 3 después de que la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia de Valladolid dejara sin efecto el auto que el magistrado dictó el 21 de septiembre de 2018 decretando la nulidad de todo lo actuado al entender entonces que durante la fase de instrucción se habían vulnerado los derechos del camionero por no haber contado éste con asistencia letrada en muchas de las testificales celebradas.

A raíz de ello había surgido una cierta polémica entre el juzgador y la juez de Instrucción 3, pues ésta entendía que su trabajo se había desarrollado de forma correcta y, además, consideraba que el primero no era superior jerárquico y no podía encargarle que volviera a repetir buena parte de la fase instructora, como así entiende también la Audiencia Provincial.

La decisión de la Audiencia vallisoletana evita así una demora de más de un año para la celebración del juicio, algo que sí habría ocurrido en el supuesto de que la instructora tuviera que volver a practicar buena parte de las testificales, si bien la nulidad volverá a ser planteada por la defensora del camionero como cuestión previa en el juicio para hacer valer dicha pretensión en forma de recurso de apelación en caso de sentencia contraria a los intereses de su patrocinado.

Incertidumbre en la familia 

Desde la familia de la víctima, temen una nuevo aplazamiento de la vista después de dos intentos “fallidos”. “Veremos que se saca de la chistera la abogada de la defensa para que no se celebre el juicio”, ha advertido Goyo Negro de Paz, hermano del fallecido,

“Es la tercera vista, ya que en las dos primeras se suspendieron. En la primera por problemas con la vídeo conferencia y en la segunda por no aparecer el interprete, ya que el acusado se tuvo que personar y la defensa argumentó error en el procedimiento al no estar presente en la declaración de los testigos”, continúa en declaraciones a Europa Press.

Una situación que confronta con la “tortura y tensión insostenible” a la que está sometida la familia que confía en que se dicte “justicia” de “una vez por todas”. Como en las dos vistas anteriores, familiares y ciclistas están llamados a concentrarse a las puertas del juzgado para exigir “respeto al ciclista” y la “distancia de seguridad”.

“Desatento” al tráfico 

El accidente se produjo sobre las 14.34 horas del 25 de febrero de 2016, cuando el transportista luso Andrés dos S.C, al volante de un vehículo articulado compuesto por la cabeza tractora y un semirremolque, circulaba por el carril derecho de los dos existentes de la Autovía VA-30 (A-62 Cabezón de Pisuerga-A-62 Arroyo de la Encomienda) y, “como consecuencia de ir desatento a las incidencias del tráfico”, según las acusaciones, bien por ir consultando el GPS o mirando el whatsapp, arrolló a dos ciclistas a la altura del kilómetro 18,700.

El acusado no se percató de que por el arcén circulaban dos bicicletas conducidas por Jesús Negro y Aitor Martínez, de 35 y 43 años, respectivamente, el primero de los cuales falleció a causa de un politraumatismo y una hemorragia aguda, mientras que el segundo quedó malherido y sufrió importantes secuelas.

Las acusaciones pública y particulares tipifican los hechos como constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia grave y otro de lesiones por imprudencia grave y solicitan penas que oscilan entre los tres años de privación de libertad, según el escrito de calificación del fiscal, y los cuatro y cinco años pedidos, respectivamente, por el letrado del herido grave y del ciclista fallecido.

Los acusadores interesan igualmente la privación del carné de conducir del transportista por espacio de entre cuatro y ocho años, petición esta última realizada por el representante legal de la víctima mortal.

En concepto de indemnizaciones, con responsabilidad civil directa de Allianz y subsidiaria de Transportes Couto S.A. y Transportes Nordestinos LDA, el fiscal pide para la familia del fallecido un total de 232.620 euros, de ellos 50.400 para su padre, 15.400 para cada uno de sus tres hermanos y más de 128.500 para su entonces pareja sentimental, percepción esta última de la que discrepa la aseguradora ya que ésta considera a la novia como “allegada”.

Por su parte, la acusación pública cifra en más de 40.000 euros las indemnizaciones para el otro ciclista que quedó gravemente herido.

Cuando la muerte te roza y se lleva a un gran amigo

Compartir
Artículo anteriorFallece un joven motorista leonés tras un accidente en Álava
Artículo siguienteRelatos para volver a la luna
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios