Recta final del juicio del ‘Caso Samaniego’

Las partes personadas exponen el próximo martes sus informes definitivos

Imagen del juicio. Fotografía: Europa Press

El denominado ‘Caso Samaniego’ entra en la recta final de su proceso judicial con la exposición de los informes definitivos de las partes prevista para el próximo martes, 19 de marzo, tras cuatro maratonianas jornadas de un juicio que quedará ese día, previsiblemente, visto para sentencia, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La última de las jornadas celebrada este viernes, como continuación de la iniciada el lunes y las desarrolladas el miércoles y el jueves, ambas dos en sesiones de mañana y tarde, ha estado centrada en el informe pericial emitido por sendos peritos presentados por la defensa del principal inculpado, Luis Alberto Samaniego, exjefe del Servicio de Mantenimiento en el Ayuntamiento de Valladolid, con el fin de desacreditar las periciales aportadas por las acusaciones pública y particular, esta última ejercida por el propio Consistorio.

Los peritos, arquitectos e ingenieros técnicos, uno de ellos facultativo de distintos ayuntamientos de la provincia de Palencia, Frómista y Baltanás entre ellos, han mostrado su discrepancias respecto de determinadas facturas y obras evaluadas por técnicos del Ayuntamiento de Valladolid que imputan sobrecostes en los trabajos efectuados por empresas de clan familiar.

Los técnicos sostienen, entre otras apreciaciones, que las periciales de las acusaciones adolecen de una serie de elementos a la hora de evaluar el coste de ejecución material, como los medios de seguridad empleados, gastos generales de la empresa y el beneficio industrial y, además, a la hora de cuantificar el presupuesto emplean precios como resultantes de la media de la base Centro, la de Castilla y León y la de Madrid, de ahí, en su opinión, “la disparidad brutal de criterios y la distorsión registrada”.

El que fuera jefe de Mantenimiento desde 2000 en el Ayuntamiento y su hijo mantuvieron en al primera jornada que los trabajos recibidos se ejecutaron con absoluta corrección y con tarifas de mercado, sin que a lo largo del periodo investigado, entre 2001 y 2014, hubieran recibido queja alguna del Consistorio ni se les hubiera abierto expediente.

Confesó su culpa

En el lado opuesto, el secretario general y el interventor, Valentín Merino Estrada y Rafael Salgado, respectivamente, desvelaron que antes de verano de 2014 la jefa del Departamento de Patrimonio descubrió el entramado de empresas de Luis Alberto, hasta un total de trece, y la gran cantidad de obras adjudicadas a las mismas, con lo que se produjo un encuentro con el aludido y éste les pidió disculpas y les llegó a confesar que lo hacía para evitar despedir a sus empleados.

Funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera, que también comparecieron en la vista, recordaron que Luis Alberto Samaniego pudo incurrir en un delito de negociaciones prohibidas a funcionario ya que desde 2000, fecha de su nombramiento como jefe de Mantenimiento, no podía contratar obras con su grupo de empresas, que a lo largo del periodo investigado facturaron 11,2 millones de euros.

El banquillo lo ocupan Luis Alberto Samaniego, su hijo Luis Javier, así como un primo del primero, el también empresario Antonio Bernardo Samaniego, y el contable del grupo, Miguel Ángel Rodríguez Patín, quienes se exponen a un conjunto de penas de entre 35 y 45 años solicitadas, respectivamente, por la fiscal del caso y el Ayuntamiento de Valladolid.

No hay comentarios