Tres años de cárcel para el traficante de heroína de La Rondilla

Su cómplice ha pactado nueve meses de prisión.

Foto: Europa Press

La Audiencia de Valladolid ha condenado a Julián S.T. y José S.F, el primero en calidad de autor y el segundo como cómplice, a penas de tres años de cárcel y nueve meses, respectivamente, con motivo de su detención en agosto de 2018 por vender heroína en el barrio de La Rondilla.

El juicio previsto para este viernes no ha llegado a celebrarse al alcanzar los dos acusados y el fiscal un acuerdo, de forma que Julián S.T, que se exponía inicialmente a seis años de prisión, ha visto reducida la condena a la mitad y su compañero de banquillo, José, ha obtenido una reducción de pena de dos años a nueve meses, junto con multas en ambos casos de 301 euros.

La sentencia ‘in voce’ anticipada por el magistrado presidente de la Sala, recogida por Europa Press, aplica al primero de los encausados la atenuante de drogadicción y la agravante de reincidencia, ya que cuenta en su haber con una condena anterior, por idénticos hechos, de tres años y tres meses de prisión que está cumpliendo en la actualidad.

La detención de ambos es fruto de las investigaciones iniciadas por el Grupo VIII tras recibir distintas informaciones que señalaban a un individuo, identificado más tarde como Julián S.T, que se estaría dedicando a la venta de sustancias en el referido barrio.

Montado un dispositivo especial de vigilancia, los días 2 de mayo, 29 de junio, 6 de julio y 26 de julio, los agentes pudieron presenciar intercambios directos del sospechoso en plena calle o bien cómo toxicómanos acudían a su domicilio sito en la calle Gutierre de Cetina, actividad en la que, según la policía, colaboraba el otro acusado, José S.F, no sólo en labores de vigilancia sino realizando ‘pases’ de droga a clientes.

Finalmente, el 26 de julio de 2018 funcionarios del Grupo VIII interceptaron a Julián S.T. cuando éste se dirigía con su coche al centro de la ciudad.

En ese momento, el sospechoso intentó deshacerse de media cajetilla de tabaco, cerrada con cinta de carrocero, en la que llevaba tres envoltorios con heroína, al tiempo que los policías descubrieron un sobre de papel de aluminio con otros cinco envoltorios que contenían idéntica sustancia y que se encontraban escondidos bajo la alfombrilla del maletero.

El detenido manifestó entonces que no quería implicar a su compañero de piso y se ofreció a facilitar a los agentes los efectos relacionados con su actividad ilícita, por lo que les llevó hasta su vivienda donde les entregó dieciocho envoltorios de plástico con 1,79 gramos netos de heroína y una báscula de precisión. El total de la droga, 2,69 gramos, tenía un valor de 301 gramos.

No hay comentarios