La procesionaria, compañera mortal para niños y mascotas en los parques

Con la subida de temperaturas que hemos vivido en los últimos días la oruga procesionaria se deja ver por campos y parques y ya se ha dado la alerta por la zona de Parquesol, en Valladolid. Los expertos recomiendan evitar el contacto con esta oruga que puede hacer enfermar de gravedad al que las toque

La procesionaria. Fotografía: Europa Press

El pasado 19 de febrero y por Facebook se podían ver varios vídeos en los que se alertaba ante la presencia de la oruga procesionaria que prolifera con el aumento de las temperaturas que estamos viviendo en los últimos días en la capital del Pisuerga y cuyo contacto con ellas conviene evitar para no contraer una enfermedad grave.

Los expertos han avisado del peligro de entrar en contacto con ellas y alertan para estar prevenidos si acudimos a parques o zona de campo para evitar el contacto, sobre todo de niños y mascotas.

Imagen extraída de Facebook. Captura de pantalla del vídeo

Un peligro para los peques

La inhalación de los finos pelos de esta oruga, donde guarda su veneno, puede provocar urticarias, reacciones alérgicas, especialmente en los más pequeños, ante lo que los expertos veterinarios advierten sobre el riesgo de no poner las precauciones adecuadas.

Esta oruga se presenta cerca de los pinos donde están los bolsones en los que se desarrolla la larva y se presentan en procesión, una tras otra. A los pequeños puede llamarles la atención su presencia pero hay que evitar, por todos los medios, que acaben tocando a la oruga.

Mortales para los animales

Nuestra mascota, principalmente el perro cuando le sacamos a pasear, puede ingerir alguna de estas orugas lo que puede ser mortal ya que se tragan lo tóxico del insecto llegando a sufrir necrosis en garganta y en la lengua.

Los especialistas aconsejan evitar el roce de las mascotas con estos insectos ya que si los pelillos de las orugas entran en contacto con las mucosas o con los ojos de los animales, los síntomas pueden ser picores y sensación de quemazón.

El calor

La subida de las temperaturas habría propiciado el avance de la procesionaria en las últimas fechas en la capital del Pisuerga y su expansión a lo largo del territorio nacional se habría producido por el calentamiento global.

Se trata de un insecto que huye de la humedad y las larvas aparecen durante el primer cuatrimestre del año. Toca estar muy pendientes y evitar el contacto con estos insectos.

 

No hay comentarios