La Real Federación Taurina entrega sus premios ‘Cossío’

La Consejera de Cultura, el ganadero de Garcigrande, Mariadela Álvarez y una peña de Cuéllar representaron a CyL en su calidad de galardonados.

De nuevo me veo metida en un tinglado nuevo para mí. Pero un tinglado hermoso y lleno de alegría como son la entrega de los premios “Cossío” que anualmente organiza la Real Federación Taurina de España, presidida por Mariano Aguirre.

Y la razón de asistir es porque mi “jefe”, Santos, tuvo que declinar la invitación -motivos personales- que le hiciera Maríadela Álvarez, secretaria de la Federación de Valladolid, y le encargó a una este “paseíllo”, lo cual para mí ha sido un honor.

Llevo conociendo a Mariadela un tiempo y la verdad es que hemos congeniado. Y al tratarse de que ella iba a recoger su “medalla de plata al mérito taurino” no dudé y aquí me tienen para contarles lo sucedido en esta magnífica gala, además de ofrecerles una amplia galería de fotos, que es lo mío…

El trato recibido, desde que salimos de Valladolid en el coche de Justo Berrocal, hasta que llegamos al hotel de la celebración, fue exquisito. Tanto de los compañeros de viaje como de la organización. Y Mariadela pendiente de una porque el sarao era de órdago. Y ya en la sala el fotógrafo Luis Pineda fue mi santo y seña. Gracias a todos.

Hubo menos gente que otros años, según me contaron. Unas 250 personas nos dimos cita en el NH para la entrega de los XXV Premios Cossío, denominada “Gran Gala Nacional del Toreo”. Y hubo ausencias importantes. Unas por lesión como la de Juan José Padilla, que según nos dijeron tiene fracturadas varias costillas por la caída tras caerse un caballo.

Y Roca Rey, triunfador de la temporada, tampoco pudo asistir. Su premio lo recogió su gente de prensa. Emilio de Justo, torero revelación, también hizo acto de presencia. Así mismo recogió su premio el novillero triunfador, Francisco de Manuel. Y Justo Hernández, el ganadero salmantino de Garcigrande, también recibió su galardón como mejor ganadería. Al presidente Herrera (premio aficionado insigne) lo suplió la Consejera de Cultura de la JCYL, María Josefa Cirac, que estuvo acompañado por el secretario general de la consejería, José Rodríguez Sanz-Pastor. Y como no podía ser de otra manera la entrega la hizo el maestro S.M. El Viti.

Y el premio gesto en pro de la Fiesta fue recogido por un mando de la Guardia Civil, que tanto hacen y velan por nuestros toros. Esto en cuanto a los “Nacionales Cossío”, que también lo recibieron tres peñas taurinas de Jaén, Azuqueca y Torrejón.

Respecto a las medallas taurinas, la de oro la recogió muy emocionado el presidente Mariano Aguirre. Ocho se entregaron de plata, entre ellas a nuestra amiga Mariadela Álvarez, secretaria de la Federación Taurina de Valladolid, cuya entrega la hizo el maestro Santiago Luguillano.

Y de bronce fueron cuatro las entregadas a distintas peñas y entidades taurinas de Alicante, Peralta, Azuqueca -que dobló- y la peña taurina “El Encierro” de Cuéllar. Única representante de Castilla y León.

Un acto muy concurrido, muy ameno y emotivo. Nosotros, los de Valladolid, estuvimos ocupando una mesa donde se encontraban Justo Berrocal, el maestro Santiago Luguillano, Jesús Pedrosa, Mariadela y una servidora, junto al periodista Roberto Gómez y su familia, que también recibió su medalla.

Enfrente tuvimos al ganadero Justo Hernández y unas mesas más adelante el maestro Santiago Martín El Viti acompañado por su amigo y paisano Paco Cañamero. Y en otra mesa se encontraba María Josefa Cirac, José Rodríguez Sanz- Pastor, Mariano Aguirre y la periodista de la Junta Raquel Sanz, viuda de Víctor Barrio.

Vuelvo a reiterar mi agradecimiento por el trato recibido.

Fotografías: Natalia Calvo.

No hay comentarios