“Pido que nadie vaya a la cárcel por algo dicho o cantado”

NoticiasCyL Charla con Facu Díaz, uno de los dos integrantes de ‘No Te Metas en Política’, el Late Night que gana cada vez más adeptos y que está de gira por varias ciudades españolas. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, y su espectáculo por la ciudad de Zorrilla el próximo sábado 23 de febrero, entrevistamos a un cómico tan inteligente como polémico que se ha metido en más de un lío de tribunales.

Miguel Maldonado a la izquierda y Facu Díaz a la derecha, integrantes de 'No Te Metas en Política'. Imagen cedida a NoticiasCyL.

“¿Si no nos queda el humor qué nos queda?”, se pregunta Facu Díaz justo en la última de las preguntas de una entrevista en la que abordamos tanto la marcha de ‘No Te Metas en Política’, que viaja viento en popa a toda vela consiguiendo cada vez más fieles seguidores, como el panorama político actual con esas Elecciones Generales anticipadas y la situación catalana como ejes principales del diálogo.

El sábado, sí 23-F con todo lo que eso conlleva, tanto Facu como Miguel Maldonado, dos humoristas que saltaron a la fama con su participación en el programa de actualidad ‘La Tuerka News’, llegan a Valladolid con ‘No te Metas en Política’, concretamente al Teatro Carrión para hacer reír con su humor peculiar a todos los asistentes.

Pregunta. ¿Cómo se encuentran un catalán de origen uruguayo y un murciano?

Respuesta. Trabajábamos juntos en La Tuerka. Yo era reportero y Miguel técnico, realizador. En un momento a mí se me encargó la posibilidad de hacer un programa semanal de sátira política y humor y como tenía que contar con lo que hubiera por allí, porque no había mucho presupuesto, como conocía a Miguel y sabía que era un tipo gracioso, le invité a participar en lo que hacíamos y la propia audiencia le aupó hasta hoy.

P. ¿Qué recuerdos quedan de ‘La Tuerka News’ en Público TV? ¿Cómo han evolucionado a lo largo de estos años?

“Ahora, tenemos al público delante y es una sensación maravillosa”.

R. Lo que hemos hecho, principalmente, es ampliar un poco el espectro de alcance en cuanto audiencia y nos hemos dado a conocer muchísimo. Lo que más vidilla nos ha dado es el hecho de tener público delante. Antes grabábamos en un plató pequeño, solos, delante de la cámara y era una sensación muy extraña porque hasta que no colgábamos el programa por internet no sabíamos si estaba gustando o no lo que hacíamos. Ahora, tenemos al público delante y es una sensación maravillosa.

P. En la actualidad están embarcados en el proyecto ‘No te metas en política’. ¿Cómo surge la idea?

R. La idea surge de que nosotros somos consumidores de entretenimiento de toda la vida, sobre todo de los late americanos. Siempre nos han gustado mucho. Queríamos crear uno más político y en sintonía con lo que estábamos haciendo. También por el hecho de no tener plató y buscar algún teatro que nos dejara utilizar su escenario para improvisar un plató. Llegamos a un primer acuerdo con el Teatro del Barrio en un proyecto muy bonito y en el que sabíamos que podían llegar a interesarse por lo que hacíamos. Es una mezcla entre las cosas que se hicieron por necesidad y la suerte de que en ese momento no había nada parecido y pudimos sacarlo adelante.

P. Definen su idea como un Late Night “atípico y alternativo”. ¿Por qué esas dos palabras?

R. Atípico porque lo hemos ido haciendo de una manera especial y a nuestra manera. Hay una mezcla, en cuanto a contenidos, rara. Hacemos un número bastante peculiar que convierte el espectáculo en algo atípico. Alternativo porque no se emite en ninguna gran plataforma de televisión lo que nos permite tener muchas ventajas vinculadas a la libertad creativa y también a la de emisión para que el programa dure una hora u hora y media, editarlo y subirlo cuando queramos. Es decir, seguir nuestro criterio.

Miguel Maldonado, a la izquierda, y Facu Díaz a la derecha. Imagen cedida a NoticiasCyL.

P. Tratan temas de actualidad, los más destacados del día, tanto de deporte, cine, teatro pero, sobre todo, política.

R. El programa va evolucionando de tal manera que estamos explorando nuevos campos que nos hacen ser parte de esa generación que asegura que todo es político y que hasta lo personal es político. Nos parece también muy interesante la posibilidad de hablar de otro tipo de cosas como deporte, música, cultura… que pueden contener en su interior aspectos políticos. Por eso hablamos de ello también.

P. ¿Resulta sencillo realizar chistes dada la situación política del país con este clima de inestabilidad o les toca romperse el coco?

R. La actualidad es repetitiva aunque no lo parezca. Pese a que parece que están entrando actores nuevos en el escenario político. A efectos fundamentales, lo que suele aparecer en prensa es una barbaridad que ha dicho alguien del Partido Popular, un caso de corrupción, etc. Siempre lo mismo. Es cierto que después de 70-80 programas, Miguel y yo nos miramos y decimos: “No nos sale nada”. Somos un equipo pequeño y cuesta sacarlo adelante aunque tenemos la suerte de que la gente es muy comprensiva con nosotros.

P. ¿Era más fácil con Rajoy o ahora con Sánchez al frente del Gobierno el buscar ese humor?

R. Rajoy era una mina pero Sánchez no se ha quedado atrás. Ha estado entretenido. El PP siempre es mucho más gracioso en la oposición.

P. ¿Cómo está viendo la situación política del país con ese adelanto electoral, la situación catalana…?

“El juicio del ‘procés’ me parece una de las aberraciones más grandes que se han podido cometer en democracia”. 

R. Al tener la obligación profesional de estar al tanto de todo todos los días lo que estoy es cansado. A partir de ahí, afronto este nuevo tiempo electoral con preocupación por la inestabilidad en la izquierda frente a una derecha que asusta y que está radicalizando mucho su discurso. No me fío de las encuestas, los pronósticos se me dan fatal…

La situación es delicada. Están pasando muchas cosas. El juicio del ‘procés’ me parece una de las aberraciones más grandes que se han podido cometer en democracia. Que la política haya permitido que se judicialice un caso que debería haber solucionado la política me parece un error grande que vamos a pagar muy caro porque va a fracturar a la sociedad. Estamos en un buen problema.

P. Usted es catalán, ¿Cómo ve el conflicto? En una entrevista asegura que “el gran error del independentismo catalán es no reconocer que ha sido derrotado por el Estado español”.

R. Creo que el 1 de octubre fue el día en el que el Estado, con su apisonadora y de la peor manera posible mediante violencia y represión, derrotó el proyecto político práctico que llevaba ese día de convocar y celebrar un Referéndum. Eso cayó el día en el que el Estado entró con todo su potencial más desagradable, con porras y pelotas de goma. En ese momento, lo que planteaba, era que el independentismo podía haber encontrado más espacios de reflexión y no tantos de huir hacia delante. La derrota es injusta porque fue un movimiento popular contra lo peor que tiene un Estado que son el ejército y la violencia.

Siendo realistas, la salida habría sido más estratégica si hubiera habido tiempo para que los independentistas se sentaran y trazaran una nueva estrategia. Eso llevó a que se precipitaran muchos hechos que nos llevaron donde estamos hoy. Se tardó mucho en asumir que el Estado español es un hueso muy duro de roer.

P. ¿Le ha generado muchos quebraderos de cabeza el hecho de ser catalán en los últimos tiempos?

“Me parece una cosa terrible que Junqueras, Turull o Forn estén en prisión y no en el tablero político”. 

R. La verdad es que no. Tengo esa sensibilidad especial con el tema de Cataluña y me duele lo que sucede. Ver imágenes como las del 1 de octubre. Ver a políticos, a los que yo considero adversarios en lo ideológico, teniendo que explicarse en un Tribunal Supremo del que no me fío. Me duele. Me parece una cosa terrible que Junqueras, Turull o Forn estén en prisión y no en el tablero político. Me apena bastante.

P. El programa es un éxito con millones de visualizaciones en Youtube, ¿Se lo esperaban?

R. Últimamente estamos pegando un subidón de visitas que nos está descolocando un poco. Sabíamos que la constancia en internet se premia mucho. Esta es la tercera temporada. Estamos teniendo casi 200.000 personas cada semana viendo el programa y cada vez nos siguen más y con más entusiasmo, por lo que estamos alucinando bastante. Entendemos que al final es un premio a tres temporadas en las que el crecimiento ha sido muy grande. La gente, en internet, tarda más en descubrirte.

Facu Díaz a la izquierda y Miguel Maldonado a la derecha. Imagen cedida a NoticiasCyL.

P. Tras dos temperadas completas con entradas agotadas en Madrid deciden lanzarse a la carretera para “llevar su peculiar manera de entender la actualidad a todas las partes”, ¿Cómo surge la idea de lanzarse a la gira?

R. La idea surge en la primera temporada, cuando vimos la respuesta. Nosotros reservamos 37 fechas en el Teatro del Barrio, sacamos entradas a la venta y sobrepaso nuestras expectativas porque se agotaron rápidamente. Era un teatro pequeño, de 120 butacas, pero nos sorprendió que se vendieran tan rápido y que hubiera tanto espectador que nos siguiera.

A mitad de temporada pensamos en hacer una gira, la anunciamos públicamente y no pudimos hacerla porque no teníamos los mecanismos de producción para montar algo así. Lo aparcamos hasta que llegó MPC, una productora teatral especializada en comedia de Barcelona que trabaja con artistas como ‘La vida Moderna’ o Berto Romero y nos lanzamos a ello. Nos propusieron sacar un show basado en el programa para toda esa gente que nos sigue y no puede viajar a Madrid y hacer cositas como esta y la verdad es que está saliendo muy bien.

P. Han pasado por Valencia, Bilbao, Barcelona… ¿Cómo está yendo?

R. Está yendo francamente bien. Empezamos con un poco de miedo porque llegábamos a recintos muy grandes y con mucho aforo y la verdad es que los estamos llenando. Estamos alucinando con la respuesta de la gente. Ellos se lo pasan bien, nosotros también y poder viajar es lo que más nos divierte.

P. ¿Qué esperan el sábado de su llegada a Valladolid?

R. Valladolid era un lugar que nos daba un poco de miedo por el aforo. Todavía no nos creemos el potencial que tenemos por lo que cuando cogimos el Teatro Carrión pensamos que tal vez nos quedaba grande pero están a punto de agotarse las entradas. Tenemos muchas ganas de estar allí. La fecha también es importante porque es el 23-F, lo que nos va a dar mucho juego. Lo espero con muchas ganas.

P. Conocen la actualidad política de Valladolid, ¿Van a dejar alguna perlita?

R. Hay una parte del show que se reserva a referencias más locales. Nos gusta mucho hacer esto y a la gente también le divierte que hagamos alguna referencia a los políticos locales. Va a caer alguna seguro.

P. ¿Creen que los medios están realizando un buen papel en lo que a la información política se refiere o está influenciada por los intereses y los partidismos?

R. Hay de todo. A día de hoy, decir los medios de comunicación es referirse a una gran masa de cosas que van desde medios independientes, pequeños, que intentan salir adelante a otros más grandes. Los consumidores de información somos poco conscientes de la responsabilidad que tenemos.

P. ¿Dónde está el límite de la ironía y la broma? ¿Dónde lo pone usted?

R. Lo único que pido es que no me lo ponga nadie. Que me dejen ser responsable y conocer esos límites. Tengo varios límites y van en función al contexto. Si bromeo con mis amigos, si hablo con mi hermano por teléfono, si estoy en la televisión, etc. Hay momentos para todo. Los límites los tiene que poner tu propia responsabilidad y dicho contexto. Yo tendría suficiente con que nadie me reprochara nada a la hora de hacer un chiste.

P. Alguna de estas bromas, como la del vídeo paródico del PP y ETA le causó más de un dolor de cabeza. Aunque el juez Bermúdez archivó en 2015 esa denuncia de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

“Pido que nadie vaya a la cárcel por algo que ha dicho o ha cantado”.

R. En este caso, lo que decía el juez Bermúdez en el auto de archivo es que más allá de que pueda ser una cosa agradable o desagradable, dependiendo del punto de vista de cada uno, no son temas que se traten en un tribunal como la Audiencia Nacional. Mucho menos en una causa que pudiera seguir adelante por lo penal. Pido que nadie vaya a la cárcel por algo que ha dicho o ha cantado. Que la gente que quiera defender sus derechos ante la justicia use la vía civil Debemos reservar ese tipo de derechos para el ámbito civil.

P. O el tuit que decía que “quemar iglesias me parece una barbaridad si no hay nadie dentro” que también le valió por otra imputación, archivada por la jueza María Fernández Figueroa.

R. Más de lo mismo. He tenido la suerte de encontrarme siempre con tribunales razonables, que me escuchan y me dicen que más allá de que seas imbécil no creo que seas un delincuente y no ha ido más allá. El problema está en que lo mío ha quedado en anécdota pero lo de mucha otra gente no.

P. ¿Qué aprendió de esos casos?

R. Aprendí a medir. Más allá de que yo he ido siempre a los juzgados orgulloso de lo que he hecho, con la conciencia tranquila y a explicar lo que hago. He conocido a gente que me ha hecho crecer. Yo, con 17 años, decía unas gilipolleces que no diría ahora. Ahora tengo una relevancia y una exposición pública que me ha tocado dejar de hacer ciertas cosas por la responsabilidad que te da tener un altavoz como este.

P. El humor es clave para tener una vida mejor…

R. ¿Si no nos queda el humor qué nos queda? Si somos los eternos perdedores que nos dejen partirnos el culo porque es lo único que tenemos.

 

No hay comentarios