“Es una lesión a los sentimientos de pesar y desasosiego”

Juan Ignacio Hernández, abogado y socio de Negotia así lo ha manifestado hablando de la presunta estafa de El Salvador con los ataúdes.

FuenteEuropa Press
Fotografía de archivo

El despacho vallisoletano Negotia ha analizado las diferentes vías judiciales, tanto por lo penal como por lo civil, que la estafa presuntamente perpetrada por el Grupo El Salvador abre para las víctimas.

“En las cuestiones funerarias el daño moral es esencial”, explica Juan Ignacio Hernández, abogado y socio de Negotia que, según añade a través de un comunicado recogido por Europa Press, en el caso de El Salvador “se ha impedido a los familiares dar el último adiós en la forma y medida que ellos querían”.

Esto, como apunta Hernández, “es una lesión a los sentimientos de pesar y desasosiego por habérseles privado a las familias de los difuntos llevar a cabo su velatorio y despedida dentro de lo querido y deseado. Es pues, un daño espiritual claro, que autoriza a considerar que se produjo un daño moral”.

Como consecuencia de ello, la reclamación de daños y perjuicios no solo tendrá como objeto la devolución de las cantidades pagadas, sino la reparación del daño moral, en este caso de mucha mayor gravedad, apuntan desde el referido despacho.

Negotia ha activado de inmediato un teléfono de atención jurídica para las víctimas del fraude a través de la plataforma Afectados Tanatorio (610 548 254).

Esta plataforma, totalmente gratuita, organizará en los próximos días charlas informativas en diversos puntos de la provincia de Valladolid.

Con Afectados Tanatorio, Negotia pone a disposición de las víctimas abogados especialistas en demandas colectivas y reclamación de daños morales individualizados.

No hay comentarios