Gas, humo y luz para el recuerdo

El desfile de antorchas vuelve a poner la parte emotiva a Pingüinos

FuenteIsaac Barrientos

«Cada uno tiene a alguien que ha fallecido en moto, algún familiar, algún conocido, el desfile de antorchas está pensado para recordarlos y homenajearlos, aunque la pérdida no haya sido en este último año es el momento de acordarse de ellos», así ha explicado el portavoz de Turismoto, José Manuel Navas, la esencia y motivación de uno de los eventos más especiales de Pingüinos.

A las 20.00 horas el desfile ha partido de la calle Arzobispo José Delicado, para girar a la altura de la Cúpula del Milenio y cruzar el Pisuerga, tomar el paseo Isabel la Católica, San Ildefonso y afrontar el paseo Zorrilla hasta terminar en la acera de Recoletos.

Allí ha tenido lugar el toque de silencio en homenaje a los motoristas fallecidos, un contraste con el gas, el humo y el rugir de las motos durante el recorrido, siempre alumbrado por la luza de las antorchas.

Un desfile «que no es de diversión como el de banderas por la mañana, este es para el recuerdo y el respeto a los motoristas fallecidos», ha apuntado Navas.

Pingüinos culmina su edición este domingo, con la entrega de los Pingüinos de Oro en la campa en la antigua hípica.

 

No hay comentarios