Libertad para los tiradores de Las Viudas

Alegan que se trata de una tradición gitana y que el arma, que no aparece, se la pasó alguien cuya identidad desconocen

Imagen de uno de los vídeos. Fotografía: Captura del vídeo.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Valladolid ha dejado en libertad con cargos a J.R.G, de 58 años, y su hijo, A.R.S.J, de 24, autores de los disparos al aire efectuados la pasada Nochevieja en el barrio de Las Viudas, después de que en la tarde de este jueves se entregaran voluntariamente a la policía.

Los dos, tras pasar la noche en los calabozos de la Comisaría de la calle Gerona, han pasado esta mañana a disposición judicial, acompañados de su abogado, y tras prestar declaración han quedado en libertad con cargos por un presunto delito de tenencia ilícita de armas, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

En su declaración, padre e hijo han enmarcado los hechos en una “tradición gitana” que desde hace años se viene efectuando en el referido barrio para, mediante el empleo de petardos y disparos “de fogueo” al aire, celebrar la entrada del nuevo año.

En este caso, los dos investigados, tras reconocer que carecen de licencia de armas, sostienen que la escopeta en cuestión, de cañones recortados y que aún no ha sido localizada, no es de su propiedad y estaba siendo utilizada por una persona allí reunida junto con más de un centenar.

Así, A.R.S.J. ha asegurado que el arma se la pasó esta persona, cuya identidad desconoce, y la utilizó para realizar un disparo de “fogueo” al aire, para acto seguido pasar la escopeta a su progenitor para que hiciera lo propio.

Antecedentes

El joven es vecino del barrio de Las Viudas, mientras que su padre tiene varios domicilios, todos ellos en la provincia de Valladolid. Este último cuenta con numerosos antecedentes penales por tráfico de drogas y delitos contra la propiedad y robo con fuerza.

Ha sufrido dos condenas diferentes en 1980 y en 1995 por las que pasó un total de cerca de diez años en la cárcel por delitos contra la salud pública. En 2011 y 2013 también le constan detenciones por robo con fuerza.

El hijo, por su parte, ha sido detenido en tres ocasiones, en los años 2015, 2017 y 2018, por robo con fuerza y delitos contra la propiedad, si bien no ha llegado a ingresar en prisión.

Se da la circunstancia de que ya el miércoles se detuvo a otro joven de 26 años, con iniciales A.J.J., como presunto autor de los disparos al aire con un arma corta que se produjeron también en Nochevieja en el barrio vallisoletano de Pajarillos.

No hay comentarios