De Canarias a Valladolid portando su amor por Pingüinos

Charlamos con Jorge Barragán Merino, barcelonés de nacimiento que ha llegado este miércoles procedente de Canarias hasta la cita motera por excelencia para disfrutar del ambiente y de un fin de semana inolvidable.

Jorge Barragán Merino. Fotografía cedida a NoticiasCyL.

En la Antigua Hípica Militar ya huele a goma quemada, a ambiente de fiesta y a caldo pingüinero. Ya huele a diversión y a muchas sonrisas porque ya está aquí una nueva edición de Pingüinos que parece que va a ser de récord ya que como apuntan todas las previsiones se superarán las 30.000 inscripciones.

Pero la dimensión de esta cita motera por excelencia no sería tal de no ser por los verdaderos protagonistas, los moteros. Alguno como Jorge Barragán Merino, de 48 años de edad, natural de Barcelona, llega desde Canarias, concretamente desde Tenerife (San Cristóbal de la Laguna).

El año pasado lo hizo acompañado de su hijo y en esta ocasión ya son más de 20 los canarios que prometen dar el calor y el colorido durante este viernes, sábado y domingo para convertir este evento en inolvidable.

Pregunta. ¿Cuántos años lleva viniendo a Pingüinos y con quién llega a esta edición?

Respuesta. Este es el segundo. El primer año vinimos mi hijo y yo solos. El recibimiento de Valladolid fue espectacular. Es una sensación indescriptible. Parecíamos los Rolling Stones aquí. Además, un calor humano brutal.

Este año, en un principio, hemos venido cinco en moto desde Tenerife, otros cinco más que llegaron también el jueves en avión y otros doce el viernes. Seremos más de 20 canarios.

P. ¿De dónde nace su amor por las motos?

R. Llevo toda la vida. El que es motero es motero siempre. A mí no me gusta el fútbol pero me encantan las motos. Aquí en Pingüinos hay una confraternización que es brutal y un ambiente muy sano. La gente en Valladolid es espectacular.

P. ¿Con cuántos días de antelación piensa en Pingüinos y cómo lo prepara?

R. El año pasado, cuando me fui, ya empezaba a pensar en este año y este año ya estamos pensando en la edición del año que viene. Queremos ser entre 40 y 50 canarios, y seguir subiendo.

P. ¿Cómo es su viaje hasta Valladolid?

R. Llegamos el miércoles por la noche. Salimos de Tenerife en barco. Hubo un problema con la naviera y nos enviaron de Tenerife a Las Palmas y de Las Palmas a Huelva haciendo una escala más. Los grupos moteros de Tenerife nos fueron a despedir y luego un gran amigo de Asturias fue a Huelva a buscarnos para traernos a Valladolid.

También quiero destacar a Piratas del Asfalto que son como nuestra segunda familia. Un grupo motero de Pozaldez que nos da de todo y nos tienen preparadas las carpas, las zonas de acampada a nuestra llegada. ¿Quién no va a venir aquí?

P. ¿Cómo definiría Pingüinos? ¿Es realmente tan espectacular y amigable el ambiente como parece?

R. Yo lo defino con una palabra, brutal. Hay una seguridad increíble, la gente es un encanto. Hay un ambiente muy familiar que es lo que buscamos todos los moteros. Yo, desde donde acampamos con Piratas del Asfalto a las duchas, que hay 70 metros, tardo hora y media en llegar. Los cafés, el caldo pingüinero… cuando quieres llegar allí ni te enteras.

P. ¿Cómo es un día en Pingüinos? ¿Qué hace desde que se levanta hasta que se acuesta?

R. Lo primero que hacemos es irnos a las duchas, que son fantásticas y con agua caliente, que eso es de agradecer. Tomamos el caldo que es básico y te relacionas con toda la gente que hay en la cita.

En cualquier carpa o tienda de campaña te encuentras con el compañero que te invita a desayunar, a tomarte el café… La relación con los organizadores es buenísima. Están muy pendientes de nosotros. El miércoles nos esperaron a nuestra llegada y nos dieron de cenar. Esto es indescriptible.

Carpa central

P. ¿Cuál es el momento que más le gusta?

R. A mí lo que más alucinado me deja es el Desfile de Banderas. Me pone la piel de gallina como el Desfile de Antorchas. Todos los moteros tenemos algún conocido o amigo que por desgracia ha perdido la vida en la moto. Ese es el momento en el que, aunque tengamos pinta de rudos, mostramos el lado más tierno. Las lágrimas salen solas.

P. Desfile de Banderas, de Antorchas… Quizás junto al Nuevo Año Pingüinero del viernes, con los piñones, sean los tres momentos claves de la cita.

R. Aluciné el pasado año con el Nuevo Año Pingüinero. Lo había visto en vídeos pero vivirlo es otra cosa. Pingüinos es una de las mejores concentraciones a las que he asistido y he ido a unas cuantas.

P. ¿Se superará ese récord de 30.000 pingüinos?

R. Yo creo que sí. Si algún motero no viene, le aconsejo que lo haga porque esto es espectacular y la gente es increíble. No he visto más calor humano en la vida, y estando bajo cero.

P. Un deseo para esta edición de Pingüinos.

R. Que cada motero cuando salga de casa vuelva a ella y no tenga problemas.

Facebook: Canarias Ruta A Pingüinos. 

Pingüinos 2019 en Valladolid: todo lo que deben saber

No hay comentarios